La comida de abuela era de escasez, de harapos de proteína, poca, con mucha patata y mares de caldo.

La comida de abuela era de olla, de hierro negro y fuego lento, de cocina económica, olor húmedo y platos tibios.

La comida de abuela se criaba, tenía vera, era capitular, de autor, comida de ojo, una faena desde el principio del día hasta el final, oficio, alimentar consistía en criar.

La comida de abuela era independiente, sabía a abuela, cada una, la suya, un copyright distinguido entre los nietos.

La comida de abuela, leyenda pura, película brujeril, cepo, artimaña, un estómago alegre, un jolgorio de crío.

Publicado por espanaaqui

Escuela para enseñanza del Español como idioma extrangero.

Participe da discussão

4 comentários

  1. La comida de abuela era sentimiento y en 5 frases y tan pocas líneas no se podía transmitir más sentimiento y usar tanto vocabulario. Aplaudo tu léxico y espero que los alumnos lo estudien.
    Gracias.

  2. Gracias Jordi, hoy estoy recuperando la carne lenta, por consiguiente, me acuerdo mucho, a pesar de que me voy haciendo viejo, de lo que mejor se me quedó atrás.

  3. Sin recetas escritas y las medidas “a ojo de buen cubero”.

  4. si a la carne se le deja, saca lo mejor, mejor, vestida que cruda…

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*