• 11 30833334
  • info@espanaaqui.com.br

Arquivo da tag Gastronomía

El McDonalds, la inversión de valores y el mejor maridaje posible

Para un español comer sin hablar de comida es una rutina inviable, en el McDonalds ocurre lo segundo, figuras azoradas cuando las patatas fritas deglutidas en modo hormigonera, miradas al vacío al tiempo que coca-colas en vasos de cartón antes que un mordisco blando el cual graciosamente, o no, vierte por los costados ketchup y queso derretido.

Sin embargo el otro día mi hijo me confesó que qué bueno comer con el padre un macdonalds, de vez en cuando, agregó, en los 15 minutos que nos mantuvimos en el proceso bucogástrico no hablamos de casi nada, ni de lo divino, ni de lo humano, tampoco de sabores, no están, ni llegamos a ninguna conclusión de futuro, pues tampoco lo tenía lo que nos comíamos, afirmamos el estómago y suplantamos el hambre antes de llegar el autobús que lo transportaría a la Universidad.  Cumplida la misión.

Los españoles somos muy trascendentes y filosofía para todo tampoco todos los días, a veces qué práctica la inversión de valores gastronómicos maridados en la mejor compañía posible, ni me acuerdo qué me metí.

 

Después de 6 años…

Se acabó la aventura de Almodovar, después de 6 años, ya basta.

Mi fracaso es una paradoja basada en el respeto al funcionario, un esclavo de sus primeras necesidades y en el de los ingredientes de primera calidad.  No conseguí dar con el quid a pesar de 120.000 clientes.   Tonto.

Ser coherente y respetuoso con el medio normalmente lleva a la disolución.

Uno necesita moverse bien en las arenas movedizas de São Paulo, saber de su psicología aparente, del call to action.   Si lo está pensando, olvídese de cocinar, busque propagarse como el gas, compre likes en masa.  Hechice.

Cuánta barba y master chef.  El éxito es su letra virtual.

Y su estómago.  São Paulo y su estómago.  Estómago, São Paulo.

De todo me llevo qué no hacer en el futuro, he fracasado con palabras mayúsculas, usted, lector,   ¿ya lo hizo algún día?, ponga uno en su vida y tomémonos una cerveza juntos acogiéndonos como dos malogrados vivos.

No me avergüenzo de escribir mi epitafio en un mundo que califica en función de seguidores.  Venga, póngame un looser.

Me fue imposible hipergerenciar al hombre.

Estoy liberado.  No se crean lo que ven por ahí, y si se lo creen, qué más da, es su problema, me da, francamente igual.

Como un amor mal correspondido, no acaparo ninguna nostalgia.

Gracias familia, les quiero a rabiar.

 

 

 

LAS OREJUELAS

Imagem de Amostra do You Tube

     Las orejuelas, también llamadas de hojuelas u orejas son un dulce típico del Carnaval y de la primera semana de Cuaresma.

La masa es hecha con harina de trigo, agua, limón o naranja y anís. La masa se estira con un rodillo o con una botella embardunada de aceite hasta hacer una tortilla fina y ancha. Luego se fríe en abundante aceite caliente.

Lo más original de las orejuelas es que al freírlas  crecen y las salen unas grandes  burbujas. Después de fritas se las añade abundante azúcar.

¡Buen provecho!

VINO EN PORRÓN

Imagem de Amostra do You Tube

         El porrón es un recipiente de vidrio que se utiliza para beber, normalmente vino, pero puede ser también cava, cerveza o licores. Su capacidad tradicionalmente es de ¾ L. Se compone de dos tubos, uno fino por donde sale el líquido y otro más ancho por donde se introduce el líquido y que sirve al mismo tiempo de agarradero. Y es también por donde respira.

Es un recipiente de bebida colectiva. Siempre que hay un porrón de vino, hay también varias personas que beben del porrón. El pitorro del porrón no se toca con la boca,  lo que hace de él un recipiente higiénico. Además no hay que lavar vasos y jarras y ocupa poco espacio en la mesa.

3. EL COCIDO MADRILEÑO

Imagem de Amostra do You Tube

Cocina clásica.

El cocido madrileño Consiste en un guiso cuyo ingrediente principal es el garbanzo. Junto con los garbanzos se cocinan diversas verduras y vegetales como zanahorias, repollo, patatas… y diversas carnes de pollo, cerdo (como tocino, chorizo, morcilla…) y buey( como morcillo…).Y en algunos lugares se añade el relleno hecho de miga de pan y rebozado en harina y huevo.

Su origen es humilde y era consumido inicialmente por clases más bajas, []llegando poco a poco a la alta sociedad debido a su inclusión en los menús de los restaurantes.

Se trata de un plato único, habitual en los meses fríos de invierno. La forma más clásica de servirlo a los comensales es separando sus ingredientes

Son tres vuelcos: El primero contiene el caldo resultante de la cocción de todos los ingredientes, el segundo le corresponde a los garbanzos junto con las verduras y patatas y el tercero, denominado el de las viandas, se trata del que contiene las carnes.

Prácticamente en cada región hay una versión diferente de este cocido.      : el pote gallego, el cocido montañés, el madrileño, la olla ferroviaria, la olla podrida( de Extremadura y castilla-León), la escudella catalana, el cocido maragato (León) que se come al revés (primero las carnes y verduras y al final la sopa).

Todos son contundentes, calóricos y ¡…ricos, ricos!

LECHE FRITA

Imagem de Amostra do You Tube

La leche frita, es sin duda uno de los postres  más populares de la geografía española. También se le llama crema frita. La base es una crema de pastelero que al enfriar endurece. Después se corta, se reboza con huevo y pan rallado y se fríe. Después de frita se espolvorea una mezcla de azúcar con canela en polvo. ¡Buen provecho!

OREJUELAS, OREJAS U OJUELAS

Imagem de Amostra do You Tube

     Muchos de los dulces caseros españoles son realizados en una determinada época del año. Los turrones, mazapanes, polvorones y  peladillas por Navidad. El roscón de Reyes solamente el día 6 de enero, día de los Reyes Magos. Los huesos de santo y los buñuelos el 1 y 2 de noviembre, día de todos los Santos y de los Fieles Difuntos, respectivamente.

Las orejuelas o también llamadas de ojuelas  u orejas son un dulce típico del Carnaval y de la primera semana de Cuaresma.

La masa es hecha con harina de trigo, agua, limón o naranja y anís. La masa se estira hasta hacer una tortilla fina y ancha. Luego se fríe en abundante aceite caliente.

Las orejuelas al freírlas  crecen y les salen burbujas.

Muy ricas …y muy grasientas!

¿COMER, TOMAR O INGERIR?

Imagem de Amostra do You Tube

    ¿Vamos de copas?, ¿tomamos un café?, ¿comemos unas tapas? Todas estas invitaciones no son solamente propuestas para ingerir alimentos o bebidas para satisfacer el hambre o la sed biológicamente, sino también para relacionarnos social y culturalmente con los otros. En España, lo segundo es muy importante y forma parte de   nuestra cultura y relacionamiento social.

A través de la comida y  de la bebida mostramos sociabilidad, hospitalidad y proximidad con los otros.

En España es muy común tener en casa bebidas o alimentos para ofrecer a las visitas.

Los alimentos y bebidas son un componente importante de las fiestas y ritos religiosos en España. Nos reunimos en torno de la mesa para celebrar la Navidad, la Nochevieja, la Primera Comunión y otros ritos, religiosos o sociales.

La sobremesa en España es muy importante. Es el momento de hablar, charlar, de compartir la tertulia. Después de almorzar tomamos un café, una copa y fumarnos un puro. Nos quedamos  un tiempo largo hablando de todo un poco.

Nuestro verbo castellano comer viene del latín “ comedere”  que significa “ cum “ con y “ dere”  comer. Es decir comer con. Es compartir el tiempo de la comida con los otros y no sólo con nosotros mismos comiendo para satisfacer la necesidad física y biológica de ingerir alimentos, vitaminas, proteínas e hidratos de carbono.

Cuando, en España tomamos juntos un café o en Argentina y  Uruguay toman juntos un mate, o en Brasil una “geladinha” no es sólo por ingerir la cafeína o la hierba, sino para convivir y compartir momentos de charla y diálogo.

DULCES MONACALES

Imagem de Amostra do You Tube

    Muchas recetas de la repostería tradicional han llegado a nuestros días a través de los más de 1.000 monasterios existentes en España. Masculinos y sobre todo femeninos. Clarisas, cistercienses, mercedarias, benedictinas, franciscanas, dominicas, capuchinas…

     La repostería monacal y en general la gastronomía  religiosa se extendió como medio de sobrevivencia para muchos monasterios y conventos. Era una manera de ganar el pan de cada día. Sus características son : repostería sencilla, artesanal y basada en la harina de trigo, el azúcar, huevos y manteca. Más modernamente en la  mantequilla y margarina.

   ¿Cuáles son sus productos más famosos? Las mermeladas, los membrillos, los vinos dulces y mistelas, los mazapanes, turrones, alfajores, mantecados, polvorones, marquesitas, pastelillos navideños, hojaldres, cocadas, tejas de almendra, bombones blancos y negros, trufas de sabores, empiñonados, roscos de vino y de anís, amarguillos, rosquillas, obleas, yemas, huesos de santo, wambas…Qué rico!

¿COMER O INGERIR?

Imagem de Amostra do You Tube

    ¿Vamos de copas?, ¿tomamos un café?, ¿comemos unas tapas? Todas estas invitaciones no son solamente propuestas para ingerir alimentos o bebidas para satisfacer el hambre o la sed biológicamente, sino también para relacionarnos social y culturalmente con los otros. En España, eso es muy importante y forma parte de   nuestra cultura y relacionamiento social.

A través de la comida y  de la bebida mostramos sociabilidad, hospitalidad y proximidad con los otros.

En España es muy común tener en casa bebidas o alimentos para ofrecer a las visitas. Casi todas las familias españolas tienen en sus armarios de cocina o en sus despensas botes de melocotón o piña en almíbar, vino dulce o brandy y otros  productos para comer o beber cuando viene alguien.

Los alimentos y bebidas  son un componente importante de las fiestas y ritos religiosos en España. Nos reunimos en torno de la mesa para celebrar la Navidad, la Nochevieja, la Primera Comunión y otros ritos, religiosos o sociales.

La sobremesa en España es muy importante. Es el momento de hablar, charlar, de compartir la tertulia. Después de almorzar tomamos un café, una copa y fumamos un puro. Nos quedamos  un tiempo largo hablando de todo un poco.

Nuestro verbo castellano comer viene del latín “ comedere”  que significa “ cum “ con y “ dere”  comer. Es decir comer con. Es compartir el tiempo de la comida con los otros y no sólo con nosotros mismos comiendo para satisfacer la necesidad física y biológica de ingerir alimentos.

Cuando, en España tomamos juntos un café o en Argentina y  Uruguay toman juntos un mate, no es sólo por ingerir la cafeína o la hierba, sino para convivir y compartir momentos de charla y diálogo.

 

LUIS MARÍA MAESTRO GARCÍA