• 11 30833334
  • info@espanaaqui.com.br

Arquivo da tag Expresiones

HABLAR CON REFRANES

Agua y refranes

      Muchas personas en España, sobre todo mayores y que se criaron en el mundo rural hablan frecuentemente con refranes. Otras, introducen de vez en cuando algún refrán.

     Los refranes son sentencias o dichos populares, que reflejan, enseñan o aconsejan algo. “Cada día tiene su refrán y su afán”. “Cien refranes, cien verdades”.

     El refranero es el reflejo de la sabiduría popular y se basa en la experiencia y en la observación. Sus temas son variados como la vida misma: trabajo: “El que hace un cesto hace ciento, si le dan mimbre y tiempo”. Relaciones humanas: “Buenos amigos y buenos abriles, uno entre miles”  Costumbres del  mundo rural: “Por San Saturnino mata tu cochino”. Clima: “Por los Reyes, los días y el frío crecen”. Santoral…Para todos los temas y situaciones de la vida  hay un refrán. “En las penas  y afanes consulta los refranes”. “Refranes y consejos todos son buenos”.

     Por ser hijos de una época, puede ser que algunas ideas o pensamientos nos parezcan caducos para los días de hoy. Sin embargo otros muchos son aplicables y actuales.

     Normalmente son frases en verso. Son pareados que riman en consonante o asonante. De esta manera es fácil  recordarlos. Prácticamente todos se componen de dos frases. Algunos no tienen verbos: “Al pan, pan y al vino, vino”. Otros tienen un verbo: “El dinero del mezquino anda dos veces el camino”. La gran mayoría tiene dos verbos:“Ande yo caliente y ríase la gente”.“ Hablando se entiende la gente”

     Entre personas que ya saben los refranes no es necesario decirles enteros. El que habla dice:” A mal tiempo… Y la otra persona ya sabe como continúa: …buena cara”.

     Los refranes, normalmente tienen dos significados que están relacionados. Uno, literal. Y el otro aplicable a las personas. Por ejemplo: “A todo cerdo le llega su San Martín”. Primero tenemos que saber que el 11 de noviembre es referencia para hacer la matanza. El otro significado es que quien comete  maldades algún día le llegará su pena.

Luis María Maestro García

¿ERES UN MANITAS O UN MANAZAS? Expresiones con el cuerpo

¿ERES UN MANITAS O UN MANAZAS?

EXPRESIONES CON EL CUERPO

        Cada día, cuando hablamos o escribimos, usamos casi sin darnos cuenta muchas expresiones y comparaciones. En este texto vamos a recordar algunas expresiones con las partes del cuerpo.

        PELO

        “No tener (ni) un pelo de tonto” lo decimos cuando la persona es lista, inteligente o cuando quiere sacar ventaja o provecho de algo o de alguna situación. “Tomar el pelo a alguien” es hacer alguna broma a alguien. “Hacer algo por los pelos” es realizar alguna cosa en el último instante. “No tener pelos en la lengua” es decir todo lo que uno piensa sobre alguien. Si hace mucho que no vemos a un amigo, le diremos que “ no se le ve el pelo” desde hace tiempo.

         CABEZA Y CARA

        “Ser un cabezón” o “ser una cabezota” es ser una persona obstinada, con ideas fijas y sin mucha abertura para las opiniones de los otros. “Ser un cara”, “ser un jeta”, “tener mucha cara” o ”ser un caradura” es una persona poco generosa y que se aprovecha de los otros. ”Tener cara de pocos amigos”, “poner mala cara” o “poner cara larga” lo decimos cuando alguien está enfadado o preocupado.“Dar la cara” es asumir alguna acción, palabra o situación. “No dar la cara” es esconderse o huir para no asumir alguna acción o situación.

       BRAZO, HOMBRO, CODO, MANO Y DEDO

        “No dar el brazo a torcer” es no cambiar de opinión y estar cerrado a otras opiniones. “Tirar la piedra y esconder el brazo (o la mano)” es hacer algo a escondidas. Ayudar es “arrimar el hombro” y “echar una mano a alguien”. “Cruzarse de brazos” es no ayudar y no decidir nada. “Pillar a uno con las manos en la masa” es descubrir a alguien haciendo algo incorrecto. “No tener dos dedos de frente” es ser poco listo. “Chuparse los dedos” lo decimos cuando la comida está rica. “Ser un manitas” es ser mañoso, tener destreza con las manos y con los trabajos manuales. Por el contrario “ser un manazas” es cuando se tiene poca destreza con las manualidades y cuando todo lo que toca lo rompe. ( continuará )

¡NO SEAS ANIMAL!

¡NO SEAS ANIMAL!

Expresiones con animales

     Como en todo idioma, existe en el español una variedad amplia de expresiones idiomáticas, giros y dichos que utilizamos comúnmente para hablar  y escribir. La persona hablante y el oyente  ya saben lo que significan esas expresiones y por tanto no es necesario explicarlas.

     En este artículo vamos a recordar algunas expresiones muy comunes que utilizamos con el nombre de los animales o relacionados con su mundo.

     “Ser un animal”, “ser un bestia”, “ser un cafre” o “ser un caballo” es ser una persona áspera, antipática, grosera. Si eres “un cerdo, marrano, puerco o cochino” indica que tienes que cuidar un poco más de tu higiene personal.

     “Ser un lince” es ser listo, astuto e inteligente. “Ser un burro” es ser una persona poco lista. “Ser un gallina” es ser cobarde, con poca iniciativa. Si eres vanidoso dirán que “eres un gallito”. “Dormir como un lirón” lo decimos para personas que duermen mucho. “Ser un zorro” es ser una persona astuta y solapada.

     “Estar como una cabra” es ser loco, hacer locuras. “Ser una víbora” es ser una persona mala, que inventa muchas cosas de los otros. “Estar emburrado” es estar enfadado. “Ser un culebrón” lo decimos cuando una película, telenovela o teatro son un rollo. También lo décimos cuando un hecho o una historia están enrollados, con difícil solución.

     “Sentirse un gusano” es sentirse mal moralmente ante una situación desagradable en que tú mismo estás siendo el protagonista. Por el contario si decimos la expresión “sentirse como pez en el agua” estamos indicando que estamos bien, felices ante una situación o trabajo. “Salir rana” lo decimos cuando después de haber puesto confianza en una persona, cosa o hecho, éstos nos decepcionan. “Hacer el pingüino” o “hacer el ganso” es hacer bobadas, tomarse la vida  con poca seriedad. “Tener la cabeza de chorlito” y “tener la cabeza a pájaros” es justamente no tener cabeza o tener la cabeza, la mente a muchos kilómetros de lo que se está haciendo.

     “Llorar lágrimas de cocodrilo” es llorar para que te vean, llorar sin sentimiento. “Ver las orejas al lobo” es presentir alguna cosa negativa. “Ser un piojoso” es ser una persona ruin. “Ser un topo” es la persona que se camufla para obtener informaciones útiles. También esa expresión junto con “ser un patoso” sirve para personas que tienen dificultad en hacer o desarrollar alguna cosa.

     Si hablas poco en una reunión o encuentro dirán que “no dijiste ni pío”, por el contrario si hablas mucho te dirán que “ hablas más que una cotorra” o que “ hablas más que un papagayo”. Si repites mucho las cosas te dirán que “eres un loro”. Si eres poco generoso, tacaño dirán que “eres un araña” o un “rata”. Para decir que una cosa o persona está linda decimos que “está mona” o “es una monada”.

     Cuando me emociono o me asusto, los pelos del brazo se me erizan. En ese momento decimos la expresión “se me ha puesto la piel de gallina”. Si “estás como una foca o como una vaca” realmente debes ir al médico endocrino para hacer una dieta, pues tus medidas corporales son bien grandes. “Ser una tortuga” es ser una persona muy calma, andar despacio y hacer las cosas tranquilamente.

     “Ser un borrego” es ser una persona idiota, sin personalidad y que se deja llevar por los demás. Si tú eres de los que “cortan el bacalao” significa que eres una persona con personalidad, jefazo, protagonista y líder. “Buscar cinco pies al gato” es querer  procurar un problema o una solución donde no se puede encontrar nada. “Ser un zángano” es ser un  vago, un perezoso.

     “Ser un moscón” es ser alguien que nos da la tabarra, la lata. Nos repite las cosas y siempre está detrás de nosotros para pedir alguna cosa. “Parecerse a una mosquita muerta” es ser alguien que no despierta sospechas de nada y de repente hace algo que no esperábamos. “Ser un mariposa” es la persona que no se asienta en ningún lugar, siempre está en todos los lugares.

     “Estar hecho un toro”  se lo decimos a la persona que está fuerte o llena de salud. “Ser un buitre” es una persona que siempre saca provecho de los demás, es una persona oportunista. “Ser un cacatúa” es ser una persona fea o vieja. “Ser una hormiguita” es ser muy trabajador.  

     “Tener piel de cordero o de oveja” se dice de la persona que aparentemente parece buena, amable, generosa pero que en el fondo es un lobo. ” Dar alas ” es dar mucha libertad, confianza y caprichos a una persona. ” Cortar alas” es lo contrario. “Cada mochuelo a su olivo” quiere decir que cada uno debemos ir ya para nuestras casas u ocupaciones.

Luis María Maestro García