Categoria España

porSegundo Villanueva

Cataluña, 2019

En 2014…

Me acabo de despertar con las 100 razones del ABC para que Cataluña continúe integrada en España.

Hay algunas un poco folclóricas, otras graciosas, muchas cabales, otras sentimenales, algunas, dudosas, las más, razonables.

Cada cual hará sus análisis pertinentes y observaciones meticulosas, pero la que más me llamó la atención y creo más poderosa, es la raigambre común establecida durante 500 años en un transfondo compartido llamado España.

Alguien dijo una vez que la historia no se reeescribe, y tiene razón.

Si ponemos en una balanza lo que de común tenemos los españoles de cualquier área geográfica que sea, llegamos a observar comportamientos similares relacionados con la alimentación, control del tiempo, percepción del futuro, organización familiar, estrategias de amistad, idea del ocio, intuición del binomio trabajo-sustentabilidad, además de otras características más puntuales, como el pesimismo aplastante cuando las cosas van mal o el optimismo caballar cuando las cosas van bien, cierta resignación a la procedencia nacional, como decía Luis Cernuda (soy español porque no puedo ser otra cosa -cuánto daño da el no salir de esta cerrazón infame)…

Me entiendo mejor con un catalán bueno que con un francés bueno.

Pero bien con los dos. Aunque más con el primero que con el segundo. Sin embargo podría hacer sociedad con ambos.

Y muchísimo mejor con un francés bueno que con un catalán malo.

Esto quiere decir que las nacionalidades no están por encima del trasfondo humano, a pesar de que algunos políticos, que ya no pueden rectificar, se empeñen en convencerme de que una línea imaginaria, que nada tiene que ver con la interpersonalidad, y trazada en el albur de los tiempos, la mayor de las veces, a la fuerza, sea más importante que yo.

porSegundo Villanueva

Somos lo que nos gusta

Algunos de los principios, estéticas y terquedades que nos inspiran:

  1. Nos gusta pensar
  2. Nos gusta madrugar
  3. Nos gusta mirar
  4. Nos gustan los mayores
  5. Nos gusta volar y nadar, es decir, comunicar y gramatiquear
  6. Nos gustan los niños
  7. Nos gusta lo raro
  8. Nos gusta la música
  9. Nos gustan los contrastes
  10. Nos gusta lo clásico
  11. Nos gustas tú
porSegundo Villanueva

Los prejuicios, la sal, España también existe

No soy de Madrid, ni de Barcelona, a pesar de todo, Pamplona, Palencia, Teruel, Zaragoza y otras, existen.

Venir a Brasil y presumirte de las dos grandes capitales forma parte de la normalidad y de nuestra mente prejuiciosa, vista desde el punto de vista de la idea concebida previamente.

No, de Pamplona, una ciudad que pocos conocen, al Norte, cerquita de la frontera, tocando los Pirineos…

No es culpa de Brasil, ni de nadie, quizá de todos, por no saber cuidar la imagen además de los centros de poder, que se encuentran en estas dos capitales, sin embargo España pierde, y mucho, en gastronomía, historia, arte, paisaje, dialectos, orografía, convivencia, trascendencia, profundidad.

Existe un prejuicio hacia la provincia y ahora hacia las capitales, es la España interior levantándose.

Sin embargo, el prejuicio que nadie reconoce que tiene, pero lo tiene, sobre todos y todo, es la sal del debate, aquello que estimula la razón y recupera los buenos hábitos, como el diálogo, el respeto, la tolerancia.

Madrid y Barcelona tienen un problema, pero ahora no son solo las dos, España también existe.

porespanaaqui

Instagram, su sentimiento y la mentira

Mi hijo me dijo el otro día que no hay sentimiento sin Instagram, y que Instagram hace tiempo que nos quitó el sentimiento.

– Algo difícil de entender, no sé a qué te refieres.

Le pregunté qué quería decir y con toda su mordacidad, una vez confesó que para sufrir menos era necesario tratar a las personas como números, me puso algunos ejemplos.

Cito el más próximo, el de Notre Dame y los mensajes apenados de algunos compañeros suyos que se estaban riendo al tiempo que los enviaban.

– La pena no existe, existe su publicación…

– Nosotros somos fakes para el mundo.  – le inquirí

– Sí, somos mentira pura (le gusta imitar al presidente de Costa Rica cuando al tragarse una avispa entera mientras discursaba y viendo la cara de estupor, o de no poder aguantarse la risa de los periodistas, reconoció el bocado afirmando que era proteína pura).

– Haciendo una analogía con el poeta cuando le respondió a la amada al preguntarle qué era poesía, poesía eres tú, podríamos afirmar entonces que en relación a la mentira, mentira somos todos…

– Exacto…

 

porespanaaqui

Semana Santa, resurrección

Cuesta darle la vuelta a la Semana Santa y ponerle un lugar en el mundo, algo falla cuando las sombras de la caverna perdieron ya su eco y el protocolo festivo nivela todas las datas además de su cariz, lo mismo da arre que so.

La conmemoración paulistana de la Semana Santa es ingrata, incapaz de retribuir la historia, el hombre postorgánico revitalizado por  el ocio periódico con la complicidad de los medios de comunicación busca inexorablemente el restaurante y su playa, que son los que pagan para que salgan las cosas.

Pero hoy la procesión no discurrirá por delante de casa, quizá la mitad de los del año pasado no estén ya (en cuanto escribo esto, una música de lánguida luz amarilla resurge en la Francisco Leitão, es la procesión que se resiste a no pasar, parece que hasta un poquito mayor que el anterior).

Pregunté a seres queridos qué puede aportarnos la iglesia pasionista de Pinheiros mayoritariamente de ancianos cantando vagarosamente las mismas canciones de cuando éramos pequeños, un lugar de paz respondieron, donde no es necesario presentar ninguna credencial de identificación, no te catalogan por gay, negro, hetero, extranjero, rico, blanco, pobre, mujer, adolescente, drogadicto, hombre, empresario, deprimido, alcohólico, profesor, anciano, futbolista, librero, prostituta y así tantas definiciones derivadas en performances y que al final no hacen sino rehuir la asociación del hombre como ser.

Quién iba a decir que en la iglesia hoy iban a caber tantos tan diferentes, imposible en ningún otro.

Este es el tiempo para desaparecer, entrar en letargo, precintar el espacio sensorial para reactivarlo al tercer día, morir para reaccionar, aplastar las trabas para sembrar delicadas plantas con vistas en agosto, mirar para atrás y evaporarse para incendiarse nuevamente, de otra manera…

porespanaaqui

Pedro Sánchez, el tío la foto y los pasados que vuelven

Pedro,

Corres el riesgo de convertirte en el tío la foto si  no consigues explicar por qué los del segundo barco, diferentes de los del primero.  Con Cáritas cuidando de los dos.

A qué te la sacaste con la perra, y la del avión con gafas de sol, estás más bueno que el pan con fuagráslapiara, pero explícanos lo de los barcos lo antes posible, también tu propensión a los vuelos para cualquier sitio, la última, tu mujer a tu vera y los que te rondaré morena, a ver, Alfonso Guerra de los 80 en los 2020…

Expuesto esto, qué tal anda la seguridad social y a dónde tira Cataluña, pues Tordá tiene cabeza de bagre, lo que importa.

Lo del Valle de los Caídos, para más adelante, foto, otra, primero, las anteriores.

Azaña fue un gran político pero los de ahora no sabemos qué hizo, cuál fue su obra además de su verbo, se hacía fotos con Negrín, no era muy recomendable este personaje.  A Azaña no le gustaba Baroja, pero Baroja ¿no es más que Azaña?

Lo de la cuestión de género de la constitución, foto, antes, las de antes.

Si volvemos a Guerra y después a Zapatero, previo resucite de Azaña, ¿por qué no nos quedamos con ellos?

Pedro, sal de la foto y empieza a criar canas mostrando que sabes en el berenjenal en el que te has metido.

 

 

porSegundo Villanueva

La persiana de la mañana, ETA y el pecado de su palabra

Cuando subía la persiana en invierno al romper la mañana enmudecida por la pereza, allí estaba otra vez la pared de ladrillo herida por una amenaza de brocha gorda representando a veces una diana y un nombre en el medio, otras un grito de guerra con las mismas letras de siempre, esas letras inocuas y sin culpa pero enfermas, que acarreaban sangre, maldad, inseguridad, dolor y amenaza.  Tristeza.  La palabra y su ideología.  Otras con la serpiente reptando por su hiriente machado…

La pared de ladrillo agraviada formaba parte de nuestro territorio y supongo que consecuentemente de la historia navarra reciente.

Después venía ir a por el pan, la escuela de la mañana, comer, la escuela de la tarde, los juegos hasta el atardecer, la cena, el beso paternal nocturno, algunos tebeos de waltdisney en la cálida cama antes dormir, y así hasta el día siguiente sin pensar mucho más que en lo que ocurría, era el momento de vivir lo que había justo en ese momento.  Un niño.

Una noche en la universidad escuché un eco profundo y anormal rebotando entre los edificios, la metralla incrustada en los áticos de los bloques colindantes a la Ciudadela de Pamplona, qué ensañamiento.

A Bonifacio Martín lo conocí brevemente por asuntos diplomáticos a finales de los 90,  y en 2003 se cumplió la profecía de la pared de ladrillo al levantar la persiana por la mañana antes del pan, cuando la escuela, la comida, los juegos al atardecer etc.

Después de 40 años de plomo y casi 10 de paz prevalecen dos sentimientos, el de los 900 muertos con su luto y el de la pena capital por la palabra enferma de bandera y periódico.

(Você quer praticar seu espanhol com esta atividade aqui?)


porSegundo Villanueva

Cataluña y la Mala Educación

Algunos de los profesores de España Aquí en la actualidad son catalanes, enseñan español muy bien, representan al lugar donde trabajan como yo creo lo haría si lo hiciera en cualquier  institución, conocí a otros también, algunos de fiar, otros no, también a madrileños, unos de fiar, otros no, murcianos, unos de fiar, otros no, y así, no noté nada raro en los primeros como algunos quieren hacernos pensar, quizá que fueran algo desconfiados incluso entre ellos, principalmente entre ellos, esto me llamó mucho la atención y seguramente asustadizos al principio, un poco obscuros, respetuosos, más al principio también, algo echados para adelante con una copa encima sobretodo, pero no demasiado, meticulosos siempre, profesionales en el sentido estricto de la palabra y esencialmente contradictorios, pero esto es algo inherente al ser humano, así que nada excepcional.

Ni eran mejor trabajadores ni tampoco grandes mentores de ideas, nada que justificara un brillantismo que parecían haber vendido al mundo intensamente después de las olimpiadas, se podría incluir polémicamente también una cierta perturbación acerca de su tímida xenofobia, en forma de chiste, pero igual de presente y desagradable en relación a los andaluces y valencianos además de una relativa tirria a todo lo español que ven de manera poco ponderada llamándonos ineludiblemente, fachas.

La mala educación de la Cataluña envuelta en banderas estrelladas independentista consiste en Cataluña hacer lo que quiere saltándose la ley en rojo, a mí me gustaría que los que quisieran hablar español lo hicieran si quisieran también y que Barcelona votara por ella, así como Tarragona o Salou, llenas de rebosante mala educación si hubiera que aplicar el mismo cuento, sí, de mala educación digna de un adolescente sin curtir, de un niño mimado que se siente bien en la bulla, los del griterío son como siempre los pobres hombres exaltados .  No me creo a nadie envuelto en ninguna bandera que esté dentro de sus cabales, todavía España está reinventándose después del XVI, meterse una española es tenerlo casi todo bastante claro, yo creo que ni Galdós lo hizo nunca en su vida, Cataluña está llena de charnegos, payeses, burgueses y emigrantes, muchos de ellos musulmanes, chorizos por arriba y por abajo y turistas en exceso, el adalid del berrinche independentista es descendiente de andaluces, es decir, un perro callejero, y lo más importante, la mayoría uno tiende a creer que piensa español y quiere serlo,  Barcelona es española y Tarragona también, además de Lérida, casi siempre la montaña impregna de cabezonería, Gerona, no, qué hacen estos tipos con banderas estrelladas e ideas tan nítidas cuando todo está tan suelto, tan parecido a España, que es lo que es porque es donde están desde siempre, creo sinceramente que son también unos fachas, si abro la boca me cortan la lengua.

El sabio decía que hay que seguir los buenos ejemplos y que su lección siempre fueron los malos.

La mala educación de Cataluña es precisamente lo que no hay que hacer.

Segundo Villanueva, São Paulo

porSegundo Villanueva

Iguales

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=Pe5-Fn1Wgfs&list=PLGY2fIWb3ugqJg392j0Y46xchytVyPxJl&index=2[/youtube]

En El Ambidiestro se confirma lo que sospechábamos.  Dos trincheras, dos sargentos, dos ráfagas de violencia, dos subalternos, dos principios llenos de ira, de prejuicios y un pobre desgraciado en el medio, que simboliza a la mayor parte de la población española que participó del genocidio patrio.

La culpa de los nacionales, empezar la guerra.  Cuando era pequeño y tirábamos el balón fuera, nadie quería ir y nuestra ley era, el que la tira va a por ella, o el que pega, paga.  Así que esto, los que quedan, muy pocos o casi ninguno, es lo que tendrán hasta el final de sus vidas, y después también en los libros de historia, en los discursos contados a vuelapluma, en los también discursos inspirados por el sesgo de nuestros prejuicios.

El de los republicanos, su provocación, su descaso, su chulería, su absolutismo su falta de, sí, democracia, su violencia. Y esto lo arrastrarán para siempre.

La política española es un poco hija de la de los 30 a pesar de que hay hijos de los vencedores que no pisan una iglesia y de los perdedores que llaman maricones a los homosexuales.

Segundo Villanueva, São Paulo

porSegundo Villanueva

El PSOE

A Sánchez se lo ha llevado por delante su cara de esparto.  Conforme pasaba el tiempo, se le atrofiaba, al igual que nos pasa cuano el frío, se nos desnutre la piel, nos entra hambre, ganas de pocas cosas.  Es necesaria una izquierda moderada y práctica como la anterior, a veces Sánchez me recordaba al PSOE de los bulldogs.  Principalmente porque existe una parcela muy importante de la población que no se identifica con PODEMOS, un partido basado en una caldera ideológica a caballo entre un país caótico como es Venezuela y una cátedra universitaria regentada por profesores universitarios que jamás fueron capaces de generar un solo empleo en sus vidas.

Segundo Villanueva, desde São Paulo