Categoria España

porSegundo Villanueva

Motivos por los que a veces me da vergüenza ser español

Luis Cernuda afirmaba que era español porque no podía ser otra cosa. Supongo que su aserción procedía por la opresión que sufrió en una época histórica española plagada de atrasos y donde la homosexualidad era repudiada con saña y crueldad.

Cuando lo de los trenes del 11-M a mí me dio vergüenza por primera vez ser español.  Jamás un pueblo violado se puso del lado del invasor, menos España.  Es tan difícil entender este país que a veces dan ganas de pedir la baja.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=ki0X846RIuk[/youtube]

Ébola.  La auxiliar de enfermería Teresa se ha contaminado y la culpa la tiene la política de información cuando lo esencial es que existe desidia desde hace mucho tiempo en la Sanidad Pública española.  Es perceptible que dentro del aparato sanitario español existe un volcán donde hierven las reivindicaciones laborales, discusiones sobre jornadas de trabajo, cantidad horas a más o a menos, vacaciones,  y un largo etc. que evidentemente derivan el objetivo del foco principal que es la atención al enfermo.  Ese es el polvo que exala cualquier hospital público español, el del conflicto.

La sensación externa es que la sanidad ha perdido el rumbo, no está a lo que es.  Y con la salud hay que tener otros preceptos: solidaridad, donación, ejemplaridad, coraje, sacrificio.  Por eso que tradicionalmente este servicio estuvo administrado por religiosos.  Hoy, hay enfermeros y médicos que no quieren atender a Teresa, compatriotas que no entran en su cuarto por miedo.  Pero no es ese el verdadero motivo.  Lo más grave es que los que están, no todos, no han entendido nunca el verdadero espíritu de la sanidad pública (la privada es otra cosa), que es la gratuidad.

Hay que echar a los que no quieren entrar en el cuarto de Teresa.  No sirven, ellos me producen nauseas y vergüenza de ser español.

Segundo Villanueva, desde São Paulo, 11 de octubre de 2014

porSegundo Villanueva

Como muestra, un botón

Hay algo que no cuadra en el proceso que le va a llevar antes o después a Cataluña a independizarse.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=6iaGzCPpyPk[/youtube]

Desde São Paulo, Segundo Villanueva

 

 

 

porSegundo Villanueva

¿La crisis española en lugar del crecimiento brasileño?

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=rGgpF-GPFLs[/youtube]

Alguien me dijo que prefería España en crisis a Brasil emergente.  Se refería a que las comparaciones entre los dos países son imposibles.  Lo que es correcto aquí, allí no existe y lo imprescindible allí aquí ni se contempla.  Se refería a la paz social, la no violencia a los servicios, la sanidad pública, la educación universitaria, la limpieza y el orden.  Claro que no se sabe hasta cuándo.

Lo que sí está claro es que conozco a más de uno retornando en busca de la imagen bucólica (algo afrancesada) del pan debajo del brazo al punto de la mañana antes de desayunar.

La vida, serena, tranquila, segura de allí en lugar de la posibilidad de crecer (o explotar) aquí.

Seguimos.

Segundo Villanueva

porSegundo Villanueva

España

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=TjgUjxJqjFk[/youtube]

Me acabo de despertar con las 100 razones del ABC para que Cataluña continúe integrada en España.  Hay algunas un poco folclóricas, otras graciosas, muchas cabales, otras sentimenales, algunas, dudosas, las más, razonables.  Cada cual hará sus análisis pertinentes y observaciones meticulosas, pero la que más me llamó la atención y creo más poderosa, es la raigambre común establecida durante 500 años en un transfondo compartido llamado España.

Alguien dijo una vez que la historia no se reeescribe, y tiene razón.  Si ponemos en una balanza lo que de común tenemos los españoles de cualquier área geográfica que sea, llegamos a observar comportamientos similares relacionados con la alimentación, control del tiempo, percepción del futuro, organización familiar, estrategias de amistad, idea del ocio, intuición del binomio trabajo-sustentabilidad, además de otras características más puntuales, como el pesimismo aplastante cuando las cosas van mal o el optimismo caballar cuando las cosas van bien, cierta resignación a la procedencia nacional, como decía Luis Cernuda (soy español porque no puedo ser otra cosa -cuánto daño da el no salir de esta cerrazón infame)…

Me entiendo mejor con un catalán bueno que con un francés bueno.  Pero bien con los dos.  Aunque más con el primero que con el segundo.  Sin embargo podría hacer sociedad con ambos. Y muchísimo mejor con un francés bueno que con un catalán malo.  Esto quiere decir que las nacionalidades no están por encima del transfondo humano, a pesar de que algunos políticos, que ya no pueden rectificar, se empeñen en convencerme de que una línea imaginaria, que nada tiene que ver con la intepersonalidad, y trazada en el albur de los tiempos, la mayor de las veces, a la fuerza, sea más importante que yo.

Segundo Villanueva, São Paulo

 

porSegundo Villanueva

No hay quien nos entienda…

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=A060z_COIaA[/youtube]

El día 19 de junio se produjo la proclamación de Felipe VI como Rey de España.  La ocasión pintaba fastos, pero la situación que atraviesa España y medio mundo, no.  Los lujos y excesos, solo para el fútbol del Real Madrid y Barcelona, pero no para el común de los mortales, y mucho menos para la Casa Real, que como reza el refrán, representa al primero de los españoles.

Pocas banderas, poca gente, problemas para conseguir las acreditaciones, exención de evento religioso y cierta premura para pasar de soslayo ante un trámite que se antojaba trámite, también presionado por la rapidez del proceso pero que en definitiva no debía albergar más importancia porque los tiempos que corren probablemente la condenarían.

Había también una idea de que en el discurso inaugural Felipe VI aludiera a las comunidades (nacionalidades o regiones), y se expresara en las 4 lenguas cooficiales.  Y así lo hizo.

Desde mi punto de vista, el evento, la ceremonia y el postrero discurso fueron higiénicos y limpios, cumplieron el trámite a la perfección como no podía ser de otra manera y rápidamente nos cambió el chip de una manera tranquila.

Sorprende que El País criticara todo, hasta la ausencia de banderas, (El País pidiendo banderas españolas) la sordidez del acto y las pocas palabras en euskera, catalán y gallego del Rey.

Desde luego que nunca llegaremos a un acuerdo en nada.  Está más claro que el agua.   No es una socidad, esta la española, invertebrada, como diría Ortega, es una sociedad totalmente descuageringada, como diría mi abuelo.

Segundo Villanueva

porSegundo Villanueva

No al derecho de huelga sin regulación

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=tS4-sg_8qL0[/youtube]

Algunos afirman que la sociedad civil (no sé si es redundancia) es la que debería monopolizar los poderes fácticos del gobierno.  A mí me parece un riesgo enorme pues, y seguro que habrá algunos que me tilden de autocrático, esto lleva a su colapso.

Colapso derivado de una discusión exacerbada, exagerada, sin límites.  ¿Quién va a generar empleo, protegernos de las amenazas civiles o educar a nuestros hijos?

La sociedad civil tiene que ceder una parcela de su potencial democrático para producir (rey, parlamento, jueces).  Lo que ha pasado en São Paulo estas últimas semanas demuestra que no se puede ir a la calle por cualquier insatisfacción, por muy respetable que lo sea.  Son muchas las demandas, de los diferentes tipos de sectores sociales como para llevarlos al palenque público y parar los metros, policías y abastecimientos sin ningún tipo de regulación.

El derecho civil de la huelga hoy es anacrónico de la manera que São Paulo lo interpreta.  Aparte de oportunista.

Propongo manifestaciones en plaza pública, reuniones de agentes sociales con los actores políticos y representantes de los medios, y otros canales menos dañinos para el conjunto de la sociedad.

Al fin y al cabo, el objetivo, que se le llama derecho, es, simplemente, un aumento porcentual del salario, siempre es así, y esto no es popular entre sectores afectados por el colapso en los transportes.

Segundo Villanueva

porSegundo Villanueva

Vamos mejorando

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=2fCCnJXv2RE[/youtube]

Mi padre me cuenta que esta Semana Santa los restaurantes, los bares, los centros comerciales, las calles y la playa han estado abarrotados.  Esto no era así desde hacía algún tiempo.

Mañana la cosa volverá a su ser, como debe ser, los trabajadores regresarán a su lugar natural, los estudiantes a la universidad y cada cual a su sitio.  Es normal.

Sin embargo, ha sido un fin de semana prolongado en el que se rezuma cierto optimismo.  El mismo que demuestran los consumidores respecto a la situación general del país.  Hay un dato positivo adicional, los fondos de inversión se están dando cuenta de que España es un buen lugar para invertir.  Curiosamente, cuantas más patadas en el trasero la Unión Europea le da al catalanismo separatista, más aumenta el entusiasmo.  Interno y externo.

Segundo Villanueva

porSegundo Villanueva

“El 11-M. Galgos, Podencos, entre la Duda y la Verdad.”

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=xFO-AZtgCyE[/youtube]

Hace 10 años España sufrió el peor ataque terrorista de su historia.  Hasta hoy tenemos los ecos de los muertos en boca de la opinión pública que manifiestamente los utilizó partidariamente.

Tanto El País como El Mundo se enfrascaron en una guerra informativa que no consiguieron desenredar aún hoy.  Estos días tanto uno como otro publican informaciones estrafalarias y fidedignas totalmente contrarias unas a otras.

El Mundo o la Duda aquí

El País o la Seguridad aquí

Mientras tanto, seguimos en nuestro espacio natural, el de los conejos, la Hispania que quiere tener razón por encima de todas las cosas, que no escucha, que se lastima y odia la opinión, la del sentido único, la de la ofensa y el prejuicio.

Galgos, podencos, aquí

Saludos,

Segundo Villanueva

porSegundo Villanueva

La Marca España y la dichosa siesta nuestra de cada día danos de hoy…

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Q1os-1oSmNg&list=UUPZYTmmVC4J_akR_FtXhJOA&feature=c4-overview[/youtube]

Dice Sánchez Dragó en este artículo de El Mundo http://www.elmundo.es/opinion/2014/02/23/530a5404e2704e0e218b457e.html que somos el ridículo del mundo porque no trabajamos nada, almorzamos tarde, comemos gambas sin parar y nos vamos a las tantas a dormir.

A mí me parece que esta opinión es un poco delincuente, exagerada y minuciosamente poco científica.

Mi padre nunca ha bajado de 14 horas diarias de trabajar.  Jamás ha gastado un duro más del que tenía.  Pudiendo haberse comido media pescadería de Rodolfos langostinos decidía cada tres meses irse a Calahorra al Chef Nino a zamparse unas cigalas con su mujer y ponernos en los mejores colegios que a él le parecían para invertir en nuestro futuro.

Ya sé que como mi padre no son todos, pero hay muchos.

Lo que sí abunda en la piel de toro es gente tristona y de mucho cabizbajo, acuciada por el desencanto y con poca imaginación, cenizos al fin y al cabo.

Vamos,

Segundo Villanueva

porSegundo Villanueva

La generación perdida

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=6PL2nFjXPsU&feature=related[/youtube]

La generación perdida española le cuesta a España más de 11.000 euros anuales.  Esto supone más de 15.000 milones en total. Mucho.  Para no hacer nada.  Principalmente por la incapacidad de generar recursos a la sociedad y colaborar con el sistema de pensiones español, herido como el resto de sus hermanos europeos.

Esta generación, llena de títulos pero con poca iniciativa hoy es una rémora cualificada que tarde o temprano va a estallar.  Quizá su madured se dé con 34 ó 35 años, como los expertos están pronosticando.  Pero lo cierto es que hoy es una cohorte pasiva.

Nos pareció interesante colocar una parte del artículo de El Mundo a continuación.  Los comentarios, los podéis realizar en el espacio para tal.

El precio de la generación perdida.  El mundo, 22 de septiembre de 2012

Artículo entero aquí

Grupo heterogéneo

Los ‘nini’ constituyen una población muy heterogénea. El mayor subgrupo lo integran los jóvenes que están tradicionalmente desempleados, y que Eurostat divide entre vulnerables, (discapacitados y personas que están al cuidado de algún dependiente) y no vulnerables, que son aquéllos que ni trabajan ni estudian porque están centrados en actividades como la música, el arte o el autoaprendizaje.

El nivel de estudios influye notablemente. Así, aquéllos con un nivel de estudios bajo tienen el triple de probabilidades de convertirse en ‘nini’. También ser inmigrante es factor determinante: tienen un 70% más de probabilidades de pasar a engrosar el grupo.

Eurofound alerta de las consecuencias de permanecer un tiempo prolongado en este grupo: aislamiento, empleo inestable y escasas posibilidades de empleo futuro, delincuencia juvenil y problemas de salud física y mental. Corren asimismo más riesgo de estar alienados política y socialmente, y su nivel de interés político y de participación en partidos políticos y en actividades sociales es menor, además de mostrar menor confianza social. Unas características comunes a las que presentaba la juventud de los países donde estalló la primavera árabe.

El informe destaca asimismo que, históricamente, la población joven es golpeada más duramente en los momentos de recesión, en el sentido de que su desempleo es más vulnerable que el de otros grupos de edad. Esto sucede porque suele haber más concentración de jóvenes en sectores ‘críticos’, como la construcción, además de sumar más contratos temporales. Algo que ha aumentado con la crisis, colocando a los jóvenes en una posición aún más inestable.

España aquí, escuela de español en São Paulo