Arquivo de tag Censura Previa

porSegundo Villanueva

La persiana de la mañana, ETA y el pecado de su palabra

Cuando subía la persiana en invierno al romper la mañana enmudecida por la pereza, allí estaba otra vez la pared de ladrillo herida por una amenaza de brocha gorda representando a veces una diana y un nombre en el medio, otras un grito de guerra con las mismas letras de siempre, esas letras inocuas y sin culpa pero enfermas, que acarreaban sangre, maldad, inseguridad, dolor y amenaza.  Tristeza.  La palabra y su ideología.  Otras con la serpiente reptando por su hiriente machado…

La pared de ladrillo agraviada formaba parte de nuestro territorio y supongo que consecuentemente de la historia navarra reciente.

Después venía ir a por el pan, la escuela de la mañana, comer, la escuela de la tarde, los juegos hasta el atardecer, la cena, el beso paternal nocturno, algunos tebeos de waltdisney en la cálida cama antes dormir, y así hasta el día siguiente sin pensar mucho más que en lo que ocurría, era el momento de vivir lo que había justo en ese momento.  Un niño.

Una noche en la universidad escuché un eco profundo y anormal rebotando entre los edificios, la metralla incrustada en los áticos de los bloques colindantes a la Ciudadela de Pamplona, qué ensañamiento.

A Bonifacio Martín lo conocí brevemente por asuntos diplomáticos a finales de los 90,  y en 2003 se cumplió la profecía de la pared de ladrillo al levantar la persiana por la mañana antes del pan, cuando la escuela, la comida, los juegos al atardecer etc.

Después de 40 años de plomo y casi 10 de paz prevalecen dos sentimientos, el de los 900 muertos con su luto y el de la pena capital por la palabra enferma de bandera y periódico.

(Você quer praticar seu espanhol com esta atividade aqui?)


porSegundo Villanueva

Izquierdar

Este es el término que se utiliza en los colegios de São Paulo a la hora de tomar una postura al escribir redacciones.  Izquierdar es primero girar a la izquierda para satisfacer al profesor, que casi siempre lo es y causarle una buena impresión para que no te ponga una nota demasiado mala.  Existen dos consecuencias fundamentales, la primera, que el alumno obviamente no dice lo que piensa, vivimos en un mundo en el que los adultos ya no lo hacen desde un buen tiempo, es el pensamiento único, lo políticamente correcto, solo en privado.  Esto se llama, podemos mejorarlo, dulcificarlo, discutirlo, censura previa, como antes, pero de otra forma: feminismo, machismo, empoderamiento, derecha-izquierda, Bolsonaro, Lula, pensar de una forma que salga del pensamiento predominante hará que recibas con seguridad una etiqueta en forma de insulto.

Vivimos en una sociedad que va al pensamiento único, manipuladora en muchos de los aspectos, superficial en otros, y ciertamente maleducada con la apariencia de ser la época más abierta, no es verdad.

Nuestros jóvenes ya saben lo que tienen que decir y lo que no, muy triste.  Nada cambia, todo adquiere tintes diferentes pero son lo mismo.