Las sucurís, los patos, los peces, Kalheb, su hermano y el hombre de barba blanca…

El hombre de barba blanca cuyo nombre desconozco afirmó que la alcaldía de Barra Bonita había arrojado al río Tietê 200 sucurís para comerse los patos que a su vez se comían los peces. La niña que jugaba a la orilla del río se quedó algo asustada y le preguntó al hombre de barba blanca […]