¡Vaya! ¡Brasil lleva su cocina al mundo!
Pero, ¿podemos pensarlo así? ¿Está Brasil conquistando su lugar en la cocina mundial?
Déjame ver… Analiza esto conmigo, por favor.
La cocina brasileña es resultado de una mezcla de ingredientes europeos, indios y africanos.
De ahí mi pregunta: ¿Podemos decir que Brasil está conquistando el mundo? No lo sé. Veamos.
Muchas de las técnicas de preparación y de los ingredientes son de origen indígena, habiendo sufrido adaptaciones por parte de los esclavos y de los portugueses, que adaptaron sus platos típicos sustituyendo los ingredientes que faltaban en algunos lugares del país. La feijoada, el plato típico del país, es un ejemplo de ellos. Se adaptó con el tiempo y con el mestizaje del país.
Los esclavos traídos a Brasil a finales del siglo XVI añadieron a la cocina nacional elementos como el aceite de dende y el cuscús.
Las oleadas de inmigrantes que recibió el país entre los siglos XIX y XX, procedentes en gran número de Europa, aportaron algunas novedades al menú nacional y potenciaron el consumo de diversos ingredientes.
La dieta indígena se basaba en la mandioca, la fruta, el pescado, la caza, el maíz y las patatas. De la comida africana, vinieron el arroz, los frijoles, el cordero, el vacuno, el aceite de dende y otras salsas. De la dieta europea y otros pueblos como los japoneses, sirios etc…, la carne salada, el cerdo, la harina de trigo, la pasta, la polenta, el queso, el vino y la cerveza entre otros.
Muchos inmigrantes se limitaron a un lugar determinado de Brasil, creando así la cocina regional. Como ejemplo: NORTE – La cocina es fuertemente influenciada por los indígenas, con el picadinho de caimán o el pirarucú. NORDESTE – La cocina es influenciada por sus condiciones geográficas y económicas a lo largo de la historia por los portugueses, indios y africanos, con muchas verduras, tapioca, vatapá, moqueca, carne de vacuno y de cabra, pescado y marisco. MEDIO OESTE – Tiene influencias de la cocina africana, portuguesa, italiana, paraguaya y siria, como el pintado, el pacú, la farofa de plátano maduro, el quimbombó, el guaraná y la tarta de queso. También el pequi, que es un tipo de salsa muy popular que se come con arroz o pollo. SURESTE – La cocina va de la francesa a la china, principalmente en São Paulo. Por ejemplo, filete con patatas fritas, filete a caballo, pirão, pan de queso, etc. SUR – Tiene la tradicional barbacoa sazonada con sal gruesa y quesos. Tiene una fuerte influencia alemana, uruguaya, argentina y portuguesa.
Así se creó Brasil. No es un país de un solo pueblo, es un país que a lo largo de los años recibió inmigrantes de todo el mundo y juntos hicimos Brasil.
Es uno de los pocos países donde podemos ver sentados en una misma mesa, almorzando, a africanos, árabes, judíos, rusos, ucranianos, estadounidenses, españoles y italianos.
Así, respondiendo a la pregunta inicial: Sí, Brasil está conquistando el mundo con su cocina reinventada y mezclada.

Vanessa Vivanco, alumna de C11 (Profesora Patricia Lafuente)

Participe da discussão

1 comentário

  1. ¿Vanessa, por qué frecuentemente Brasil busca el aval de fuera, en este caso, en París, tan lejos, para confirmar que hace cosas buenas?

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.

*

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.