Category Archive Fútbol Mundial

BySegundo Villanueva

Cristiano Ronaldo, lo mejor de tu vida nos lo hemos llevado nosotros…

Cuando Ronaldo bajaba la cabeza con un gol del compañero, qué difícil resultaba entenderlo entre los madridistas, atribulados hasta para explicarlo al enemigo, pero ahora ido en la Juventus todo encaja,  Ronaldo nunca apreció al Real Madrid, tampoco a su afición, la única en el mundo que censura por impaciencia, algo a sus compañeros, pero jamás sus brillos, devaluados que si no de él.

Nadie le llora, lo más triste de todo, su ausencia deja un alivio entre los jugadores, el Bernabéu y los aficionados de a pie, solo los niños, grandes entendidos en películas con héroes, mostrarán cierto desconcierto cuando vuelvan al colegio al depararse con la mayor incógnita ofrecida tras el cansino divorcio, cuál el gesto artístico de superhéroe a imitar, qué se inventará el megaglorio  que no remita al Madrid, para nosotros adultos, como ya lo dijo Julio Iglesias, lo cortés no quita lo valiente, le cantaremos con melodía de fin de tarde, que lo mejor de su vida nos lo hemos llevado nosotros.

BySegundo Villanueva

Películas repetidas del fútbol

En Brasil, supongo que también en otros lugares del mundo, uno es capaz de visionar, si se lo permite su familia, casi todos los partidos del campeonato inglés, parte del español, francés y alemán, con algunos de Holanda, Bélgica, Rusia y China en un mismo fin de semana.  Pero lo atribuyo principalmente a una característica brasileña, la sobreabundancia.  Todavía no atisbo a encontrarle una explicación al por qué de la exageración en muchos aspectos de la vida de este país, pero lo que está claro es que en Brasil, el tamaño es documento.

Me recuerda la saturación, al fin y al cabo derivada en hartazgo, a cuando un brasileño me dice que viajó a Europa y se hizo 11.000 kilómetros en 10 días.  Tanto fútbol pierde esencia, hasta uno nota que los jugadores ejercen un oficio de rutina, la consecuencia y pienso que a muchos otros aficionados al fútbol les pasará lo mismo, raramente acabo de ver uno entero, no hay emoción, jugadas memorables, intensidad, casi todo está previsto, me han puesto la película repetida, como cuando en el cine parroquial de mi pueblo cambiaron el rollo de la película para la segunda parte y esta volvió a empezar.

Segundo Villanueva, São Paulo