Category Archive HISTORIA

BySegundo Villanueva

Esteladas y Estelados

Me parece sorprendente que El País suspenda a la delegada del gobierno de Madrid por prohibir las esteladas en la final de la Copa del Rey, con todo lo que implica de afronta a la unidad de España (un país con una variada colección de guerras civiles y con un epílogo terrorista recientísimo) y al mismo tiempo no repruebe la suspensión del español en Barcelona en todos y cada uno de sus establecimientos comerciales.  Habrá que pensar o que el periódico más famoso de España es un poco retorcido o es de la CUP.  O quiere vender más periódicos en Cataluña.  Yo creo que un poco de las tres.  Pero es necesario recordarle, que esta confusión da guerra.

Lo de tirar la piedra y esconder la mano es muy español.  Es necesario que en julio la LFP  y el Barcelona se sienten a la mesa para discutir si lo que el club catalán quiere es jugar al fútbol o tocar las pelotas con otras cosas.  Si quiere lo segundo, habrá que hablar, porque la reincidencia provocación – prohibición hoy ya es inócua, poco efectiva, derivando a pasos agigantados a paripé.

Mi sospecha, ojalá fuera de otra manera, para cansancio de todos, es que, el Barcelona, como los profesores de español catalanes de São Paulo, independentistas casi todos ellos, hablando mal de lo que les da de comer, no puede hacer otra cosa que jugar la liga española.

Segundo Villanueva, desde São Paulo

BySegundo Villanueva

Salir de la historia para entrar en la leyenda.

Imagem de Amostra do You Tube

Quizá sea el mejor de los mundiales, hasta ahora, de los últimos tiempos.  Quitando el del 70, por la selección de Brasil, y el del 98, por la irrupción de un equipo como el de Francia, que rompía el monopolio proferido por las selecciones de siempre, este, por los resultados, juego, alternancias y sorpresas, se puede calificar de extraordinario.

Desgraciadamente, ha decretado el final de la mejor selección de todos los tiempos, la española, con su tiqui-taca y aprecio por la posesión del balón.  Siempre recordaré a una selección a la que no le importaron los nombres de los jugadores contrarios.  Por una simple razón: porque sabían que no la iban a tocar, que no podrían propagar su juego.  España no le temía a nadie, la única duda, era la suya.

La selección española deja de participar de la historia para convertirse, como Uruguay, Alemania, Italia, Francia, Inglaterra y Brasil, definitivamente en leyenda.

Segundo Villanueva

 

Byespanaaqui

La otra final

En el fútbol que se juega por la alegría de jugar, nadie pierde.

Imagem de Amostra do You Tube

Es una interesante noticia de 2002.