Autor espanaaqui

porespanaaqui

Yo no quiero un Mundial en Brasil

Imagem de Amostra do You Tube

Ocho razones para que no tengamos un Mundial en Brasil:

1)   No tenemos una cantidad de gerentes de proyectos suficientes en el Gobierno, la mayoría de los puestos están concentrados en manos de personas políticamente elegidas. En los últimos 8 años, ha quedado claro esta incompetencia, visto que programas del PAC I y II no lograron ni el 10% de éxito.

2)    La mayoría, o casi todas, las obras serán hechas sin licitación siguiendo un proceso emergencial de construcción dónde tendremos una sobrefacturación que podrá llegar al 400% del plan original de la obra;

3)    La mayoría del dinero será público y no privado como fue prometido originalmente. Esto se debe o por razones de total incompetencia para promoverlas al sector privado o por intereses oscuros.

4)    No tenemos aeropuertos suficientes ni una agencia independiente capaz que haga el control de estas estructuras para que sean desarrolladas y se adecuen a los estándares internacionales de calidad y respeto a los viajantes. Además, los aeropuertos brasileños cobran una de las tasas más caras del mundo, pero casi nada es invertido en la mejora de su estructura.

5)    No tenemos ferrocarril. La red de ferrocarril que tenemos es demasiado pequeña y sólo sirve para cargas. Este problema surgió en la década de 1950 y aunque hubo privatizaciones en la década de 1990, este sector no obtuvo éxito en expandirse como debería. Así, nos quedamos con menos opciones de transporte. Incluso, el proyecto del tren de alta velocidad brasileño es demasiado caro y sólo estará listo en 2017, de acuerdo con los últimos datos. Así, no se puede aceptar más la excusa del Mundial y Juegos Olímpicos de verano para realizar este proyecto.

6)    Las carreteras brasileñas, con excepción de las paulistas, están hechas una ruina. Uno no puede trasladarse desde Sao Paulo hasta Vitoria sin pasar por trechos de carretera completamente destrozados, como si hubiera una guerra como la de Irak. El Gobierno no tiene la capacidad administrativa, ni los recursos necesarios para la construcción de carreteras. La moderna administración pública demanda que los gerentes de recursos públicos concentren sus esfuerzos en arreglar y controlar técnicamente, por medio de agencias controladoras, las empresas privadas prestadoras del servicio público. El sector público tiene que mantener las estructura del “farewell state”, centrándose en la educación, seguridad, salud y seguridad social.

7)   No tenemos jueces, leyes, cárceles ni policía suficiente. El Gobierno tendrá que hacer acuerdos con el crimen organizado para que “desaparezcan” durante un mes y así tendremos que aceptar demandas absurdas para que haya paz por este período en nuestro país. Las leyes penales brasileñas fueron hechas en la década de 1940 y hace mucho tiempo que estamos esperando una reforma. Pero, ¿los políticos que interés tendrían en esto? Incluso el Partido de los Trabajadores que siempre dijo que era el gran campeón de la moralidad, se convirtió en un “¿si ellos lo hacen por qué nosotros también no podemos?”. Tampoco tenemos donde meter los delincuentes, pues ninguna ciudad acepta la construcción de una cárcel. Además, la policía no tiene equipos modernos ni tecnología que garantice su efectividad y, encima, tiene una cantidad muy grande de agentes corruptos.

8)    La cultura del pueblo brasileño tendrá que cambiar. Los ultras tienen que ser controlados y los hinchas que en realidad son delincuentes tienen que ser presos. Será necesario un registro hecho con ayuda internacional para prohibir que éstos se acerquen a menos de 5 Km. de algún estadio en día de partido. La numeración de los asientos tendrá que ser respetada. Es necesario calidad y cantidad de escaleras, que haya lavabos suficientes y que se haga un control sobre los precios y la calidad de la comida servida. Incluso, los clubes tienen que acabar con la piratería de sus productos para que las empresas que pagan impuestos puedan obtener un beneficio justo y los clubes también puedan tener otra fuente de ingresos. Además no se puede aceptar más revendedores. Incluso con la publicación y vigencia de la nueva ley para proteger al aficionado, estos tipos siguen haciendo lo que quieren muchas veces con la complicidad de la policía.

Raphael Samia es alumno de España aquí. Trabaja como Business Analyst en EMC² – LA Business Operations

Recordad que podéis enviar vuestros artículos a info@espanaaqui.com.br

España aquí – Escola de espanhol em São Paulo – Curso de espanhol: “El Fútbol Español: Ayer, Hoy y Mañana”. Tel. (11) 3083.3334. info@espanaaqui.com.br

porespanaaqui

El debut triunfal de Robinho

Uno de los principales objetivos de este blog es convertirse en un punto de encuentro y de debate entre todos los futboleros de España aquí.

Y nada mejor que empezar a lo grande, con el reencuentro de Robinho con el fútbol brasileño. Por eso, hemos dado la palabra a un santista – Raphael Samia – para que nos explique qué sensaciones tuvo domingo al ver, de nuevo, el Rey de la Pedaladas vistiendo la 7 del Peixe…

El hijo del rey volvió. Robinho ha hecho un golazo en su primer partido desde que llegó, de Inglaterra, a su equipo de formación, el Santos. En los casi 40 minutos que ha jugado, Robinho ha demostrado que está más leve y que muy pronto estará  más compenetrado con su equipo de jóvenes promesas como Paulo Henrique, Neymar, André y Wesley.Taconazo de Robinho

Robinho espera ver confirmada su participación en el Mundial  de Sudáfrica de este año. Para garantizar esto, necesita mostrar el buen nivel futbolístico que hace tiempo que no vemos. Desde que se fue del Santos en 2004, logró, únicamente un buen primer año en el Real Madrid pero nada más que eso.

Además, Robinho no esconde su deseo de jugar, aún este año, al lado de Messi y Henry en el Barça.

Robinho no logró éxitos en su etapa como jugador de Manchester City. Incluso protagonizó un escándalo sobre una posible violación a una chica en una de las salidas con su equipo en un bar de Manchester.

En realidad, el retorno de Robinho es bueno para aquellos a quien les gusta el fútbol, sin importar de qué equipo sean. Pues, Robinho es dueño de un ‘futebol moleque’ (fútbol travieso), sin embargo, es inteligente, con movimientos muy rápidos que destruyen a cualquier defensa. Es como ver un verdadero espectáculo con un fútbol jugado como debe ser con clase y belleza.

Pobre Rogerio Ceni. Después de sufrir con un gol de penalti muy bien marcado por el nuevo talento del Santos, Neymar, donde ni ha salido en la foto, tuvo que soportar un golazo de tacón de Robinho, que selló el marcador final.

La victoria del Santos fue tremendamente importante, ya que en el otro lado del campo estaba, simplemente, un equipo tradicional y muy fuerte, listo para la Copa Libertadores con todos sus titulares. Estamos todos ansiosos para ver hasta donde este equipo del Santos logrará llegar en las competiciones que disputará en la primera parte del año. Ojalá que Robinho, Neymar y compañía nos encante con el fútbol brasileño que tanto gusta a todo el mundo.

Raphael Samia es santista, alumno de España aquí. Trabaja como Business Analyst en EMC² – LA Business Operations

Recordad que podéis enviar vuestros artículos a info@espanaaqui.com.br

España aquí – Escola de espanhol em São Paulo – Curso de espanhol: “El Fútbol Español: Ayer, Hoy y Mañana”. Tel. (11) 3083.3334. info@espanaaqui.com.br