Categoria FÚTBOL ESPAÑOL

porSegundo Villanueva

Pinta bien. Pinta mal.

Imagem de Amostra do You Tube

El Madrid consiguió su primer título de la temporada con solvencia y claridad.  Probablemente apunta al mejor equipo de los últimos años.  Mimbres tiene, incluso algunos dicen que dos equipos titulares, lo que muestra su potencial.  El año pasado llegaron Illara e Isco para sustituir a Di Maria y Xabi y este, Kroos y James para lo mismo.  Este equipo no para y tampoco da mucho tiempo.

Por el otro lado, tenemos una circunstancia extraordinaria en Osasuna, el sexto mejor equipo del siglo XX de la liga española.  Su desmembramiento, goteando jugadores día a día no tiene fin.  Cada día un miembro de la plantilla requiere una rueda de prensa y anuncia su salida.  Hoy solo tiene 16 jugadores y no se sabe cuándo va a parara la sangría.  El último en levantar el ala ha sido el preparador físico.

Seguimos.

Segundo Villanueva

porSegundo Villanueva

La culebra del verano

Imagem de Amostra do You Tube

Todos los años igual.  Los turistas se llevan a la playa, y los que no están se la compran en casa, la rumorología de los fichajes de los equipos de fútbol para alimentar sus expectativas, proliferar sus pronósticos, propiciar las exclusiones y ajustes pertinentes de la plantilla (la suya), realizar la exoneración propia que cada uno de nosotros tiene que hacer en todos los aspectos de la vida.  En este caso, de nuestro equipo de fútbol.  La renovación.

Los fichajes, o su rumorología, es una manera también de engordar el patrimonio futbolístico de cada uno de nosotros.  Como sabemos, además de entrenadores, habita en nuestro íntimo un potencial presidente, un director deportivo y un tesorero.   Este zoco de compraventa público que ocurre entre los meses de junio y agosto nos da la posibilidad de transportar a la realidad los sueños más inéditos que pudiéramos nunca imaginar.

En el caso del Barcelona y el Real Madrid, es algo parecido a las Mil y una Noches, nunca acaba, y cada parcelita estival, cada canícula de relax, tenemos la garantía de que será muchísimo mejor que la otra.

Segundo Villanueva, São Paulo

porSegundo Villanueva

Salir de la historia para entrar en la leyenda.

Imagem de Amostra do You Tube

Quizá sea el mejor de los mundiales, hasta ahora, de los últimos tiempos.  Quitando el del 70, por la selección de Brasil, y el del 98, por la irrupción de un equipo como el de Francia, que rompía el monopolio proferido por las selecciones de siempre, este, por los resultados, juego, alternancias y sorpresas, se puede calificar de extraordinario.

Desgraciadamente, ha decretado el final de la mejor selección de todos los tiempos, la española, con su tiqui-taca y aprecio por la posesión del balón.  Siempre recordaré a una selección a la que no le importaron los nombres de los jugadores contrarios.  Por una simple razón: porque sabían que no la iban a tocar, que no podrían propagar su juego.  España no le temía a nadie, la única duda, era la suya.

La selección española deja de participar de la historia para convertirse, como Uruguay, Alemania, Italia, Francia, Inglaterra y Brasil, definitivamente en leyenda.

Segundo Villanueva

 

porSegundo Villanueva

Se acabó la liga. Se acabaron mucha cosas para comenzar otras.

Imagem de Amostra do You Tube

Se acabó la liga y se la llevó el Atlético.  Este equipo es increíble, parece que no llega y está ganando a todos, aunque sea de 1.  Con esta temporada se diluye el Barcelona, que tendrá que reinventarse con un entrenador, Luis Enrique, nada parecido a Guardiola.  Lo importante, de cualquier manera, es que no se parezca a nadie, sino a sí mismo.  Estoy expectante, porque Luis Enrique no es un entrenador “dialéctico” en el más puro sentido de la palabra.

Se acabó la liga y bajó Osasuna.  El sexto equipo “más primera” de la división de oro española en el siglo XXI.  No le va a venir mal.  Era el momento de moralizarse institucionalmente, para moralizarse, mediáticamente, para moralizarse deportivamente.  A los Osasunistas no nos ha causado una gran pena.  Para ser sinceros, lo estábamos necesitando.

Este fin de semana, final de Champions.  Después de lo acontecido, no hay favoritos, de verdad.

Segundo Villanueva

porSegundo Villanueva

Final de infarto

El Atlético la semana pasada pudo haberle regalado la liga al Barcelona, pues no consiguió pasar del empate con el Málaga.  A su vez, el Barcelona, que no quería ganar la liga, está como obligado a hacerlo.  La cuestión es ver de qué manera los blaugranas podrán sobreponerse a una situación anímica que han arrastrado durante todo el año.

Por abajo, qué decir.  Hasta 4 equipos pueden bajar.  El que más papeletas, Osasuna.  Deberá ganar al Betis y que Valladolid gane.  Es muy difícil, pero no imposible.  Imagem de Amostra do You Tube

porSegundo Villanueva

Toca Champions

Imagem de Amostra do You Tube

Mañana (hoy) juega el Atlético de Madrid para empezar a entrar en la historia.  Llegó a una final en la década de los 70 y la perdió.  Con el Bayern precisamente.  Se enfrenta a un equipo batible, que no tiene nada de especial, pero que se aferra al resultado con uñas y dientes, el Chelsea.  Hay que decir, de Mourinho.

Pasado mañana, (mañana), el Madrid se verá las caras con su bestia negra, el Bayern de Munich.  Hay que decir que por primera vez en mucho tiempo no parte como favorito.  Esto tiene la parte buena, que es que los jugadores jueguen con más motivación, sin confianzas.  Y la mala, que se cumplan los pronósticos.

Las cábalas de las apuestas dicen que la final se jugará entre el Atlético y el Bayer.  De hecho, son los dos equipos con estilos más definidos.

Como en algunas ocasiones hemos dicho, el fútbol es muy lógico y muy ilógico a la vez.  Es decir, la final está más abierta que nunca.

Segundo Villanueva

porSegundo Villanueva

La Copa del Rey 2014

Imagem de Amostra do You Tube

Hoy se juega la final de la Copa del Rey.

En principio, lo único que sabemos es que el que pierda, entrará en crisis.  El Barcelona, que ya lo está, definitivamente entrará en depresión.  El Madrid, que viene de recuperar algo de moral, volverá a verse inmerso en dudas.

Los actos inaugurales se convertirán en un juicio político vergonzante.  Los aficionados del Barça le pitarán al Rey y los del Madrid se enconarán contra ellos recrudeciendo sus cánticos.

Mientras tanto, el Rey y su Copa permanecerán impasibles aguardando que acabe el partido y marcharse a casa.

Segundo Villanueva

porSegundo Villanueva

…y se fue a comprar otro a la tienda…

Imagem de Amostra do You Tube

La semana pasada publiqué un post afirmando vehementemente que al Barcelona se le había pasado el arroz.

Dicho y hecho: le clavó 7 al Osasuna y con eso se dieron una panzada que para qué.

Como el fútbol tiene raigambre en las cosas de la vida, tengo que decir que lo que el Barcelona hizo con el Osasuna me parece muy mal.  Muchas veces nos cebamos con los débiles con una crudeza esperpéntica, exagerada.  Con 3 ya estaban marcadas las distancias, no se necesitaban 7.  Y al contrario, con los fuertes, algunos se cagan de las garras abajo.

Contra el Bayer solo necesitaban 1.  Y no lo encontraron.

Segundo Villanueva

P.D.  Este 23 de marzo, todo madridista de pro aquí https://www.facebook.com/UnidosRealMadrid.  Vamos juntos…

porSegundo Villanueva

“Al Barcelona se le ha pasado el arroz”

Todo el mundo habla de crisis del Barcelona.  Durante un tiempo a mí me parecieron inhumanos, sublimes, limpios, moralmente elevados, de lo mejor.  La verdad es que esa perfección al límite traía de lado una perfección espiritual.

Desde el punto de vista de gestión, el Barcelona supuso también una referencia de cómo habilitar las estrategias dentro de las empresas.  El tic-tac es un manual finísimo de cómo gerenciar las personas y los flujos dentro de una empresa.  Yo todavía creo en él.

Y también en las personas que lo hicieron posible.  A pesar de declarme madrididista convencido, no tengo reparos en reconocer que nunca vi jugar a un equipo como el Barcelona de los últimos 5 años.  Los flujos informativos (los pases) siempre hay que darlos cortos para facilitarle la vida al compañero de trabajo.  Y este sistema con esas personas creo me han enseñado muchas cosas de las que hoy pongo en práctica en España Aquí.

La única variable que el hombre no puede jamás aspirar a controlar es el paso del tiempo.  Durante 5 años este Barcelona pareció ingrávido y longevo.  Pero desgraciadamente, o afortunadamente, no es así.   Se nos pasa la vida y hay un momento en que se nos va definitivamente.

Al Barcelona se le ha pasado el arroz.  Y lo siento.

Saludos,

Segundo Villanueva