Categoria FÚTBOL ESPAÑOL

porSegundo Villanueva

Piqué, el condicional y el pretérito pluscuamperfecto

De pequeños todos queríamos ser jugadores de fútbol, normalmente el sueño se mudaba y al crecer, las opciones variaban a profesiones más serias.

Una vez crecidos uno percibe que continúa queriendo ser futbolista viendo a algunos como Piqué haciendo las cosas tan bien, rebosante de éxito como un cava en ebullición, multidisciplinar al igual que un gran artista, incorporando roles diversos y todos cuidados y redondos, empresario transversal, comunicador, visionario, influencer, grandísimo jugador.

Si a todo esto se le une su experiencia, cual lomo bien adobado, y uno observa que sus manifestaciones ideológicas tienen la madurez y la componenda final  y sabia del posibilismo, llamémosle también seny, qué más a uno le gustaría o le hubiera gustado ser de mayor.

Piqué es uno de los pocos futbolistas en el mundo que une el condicional simple e infantil con el maduro pretérito más que perfecto.

Piqué, t´estimo.

(ir a la actividad aquí)

porSegundo Villanueva

Tebas, no te vayas

La Liga está recuperándole terreno al gran circo futbolístico mundial, la Premier.

Estadios llenos, céspedes inmaculados, gradas ordenadas, mayor seguridad, otra manera de arbitrar y nuevas tecnologías aplicadas a la retransmisiones han hecho que el espectáculo gravite hacia el producto y que en la góndola de los fines de semana se haya convertido en opción, años atrás, remota.

Tebas es el culpable de ponerle un envoltorio apetitoso, de haber perseguido los casos de corrupción y amaños, de distribuir con más equidad sus ingresos, además de internacionalizarla con la idea de conseguir una transcendencia mundial real, por eso le van a subir el sueldo ante la mirada atenta del Calcio.

En Brasil, la ESPN empieza a mirarle a la Liga con otros ojos.

 

porSegundo Villanueva

Un Real Madrid vacío en la Liga Española

Es un equipo con los mismos mimbres de éxito que le llevaron a la gloria el año pasado pero sin prestaciones.

Ganar tiene sus riesgos, el primero, que uno no puede mirar para atrás porque las delicias de la celebración inhiben la alerta del futuro, que es lo que nos mantiene vivos.

Ganar todo, además, como la Champions, la Supercopa de Europa y la Supercopa de España incorpora el peligro del infinito que surge cuando no hay nada más allá.

La preparación física del Real Madrid en pretemporada fue minuciosa y es difícil pensar que habrá una segunda para el tramo final de todas las competiciones, menos la Copa del Rey, en la que está inmerso.

Existen lunares adicionales, la incógnita de Cristiano Ronaldo, el desvarío de Modric, la involución de Isco, el hipo de Sergio Ramos, la estagnación de Casemiro, el problema de Carvajal, la infructuosidad de Marcelo o Benzemá, el desinfle de Bale el desconcierto de Kroos…

porSegundo Villanueva

Antes los árbitros eran más caros

Lo que Roig acaba de sugerir después de perder con el Real Madrid supongo que será para dejar a los niños con envidia.  Que el árbitro saliera con llaveros, pins y bolígrafos del Real Madrid es una cosa, y que estas baratijas determinaran pitar un penalty, que es lo que todo el mundo está entendiendo, no tiene ni pies ni cabeza.  No sé, a lo mejor el bolígrafo era de diamantes incrustrados, los llaveros estaban bañados en oro y los pins eran gemas en forma de pins. Para despistar.

Suponiendo que no, cuánto más valían antes los árbitros.

porSegundo Villanueva

Osasuna y su tiempo de cocción

Osasuna acaba de establecer marca en Primera, la de ser su peor equipo en 37 años.  Esto demuestra dos cosas, primero, que quizá el año pasado no debería haber subido, las cosas tienen su tiempo de cocción y segundo, que lo que vale para Segunda no necesariamente vale para Primera.  Evolucionar no es lineal, es necesario a veces producir, para bien o para mal, una revolución.

porSegundo Villanueva

Teorías conspiratorias inmaduras

No existe peor actitud que la del victimismo.  En Brasil hay una palabra que la sustituye, el “coitadismo”, para el caso, lo mismo.  Lo que el Barcelona lleva haciendo desde hace lustros si no décadas, no es otra cosa que esto, alimentando teorías conspiratorias, primero, aludiendo a Franco cada vez que perdían, después, cuando murió, al gobierno, todos del Madrid, después a los periódicos, ahora, al sistema.  Lo que ocurrió en Mestalla el otro día no fue nada agradable, pero la actitud de algunos jugadores, tampoco.  Intentar justificar la mala educación de Neymar, el teatro de Mascherano o la rabia de Messi en consignas manipuladoras del Marca me parece pueril, inmaduro y desacertado.

porSegundo Villanueva

Osasuna y su marca

Osasuna acaba de protagonizar el peor inicio de los últimos 37 años de Liga.  No es muy reconfortante tener al equipo de tu corazón transportando semejante marca negativa.  Viendo el partido de ayer, la conclusión a la que llego es que lo que le falta todavía es un proceso de adaptación al campeonato y sobretodo una necesidad imperiosa de perder el respeto a los jugadores que tienen delante, dejar de pensar que están lidiando con figuras extremas e inalcanzables.  Una más, evitar el riesgo tentador también de pensar que la Liga 1,2,3, la segunda, para entendernos, es una liga durísima o de nivel.  En la Primera, los jugadores, además de ser muy superiores técnicamente, corren tres veces más.

Segundo Villanueva, desde São Paulo

porSegundo Villanueva

Esteladas y Estelados

Me parece sorprendente que El País suspenda a la delegada del gobierno de Madrid por prohibir las esteladas en la final de la Copa del Rey, con todo lo que implica de afronta a la unidad de España (un país con una variada colección de guerras civiles y con un epílogo terrorista recientísimo) y al mismo tiempo no repruebe la suspensión del español en Barcelona en todos y cada uno de sus establecimientos comerciales.  Habrá que pensar o que el periódico más famoso de España es un poco retorcido o es de la CUP.  O quiere vender más periódicos en Cataluña.  Yo creo que un poco de las tres.  Pero es necesario recordarle, que esta confusión da guerra.

Lo de tirar la piedra y esconder la mano es muy español.  Es necesario que en julio la LFP  y el Barcelona se sienten a la mesa para discutir si lo que el club catalán quiere es jugar al fútbol o tocar las pelotas con otras cosas.  Si quiere lo segundo, habrá que hablar, porque la reincidencia provocación – prohibición hoy ya es inócua, poco efectiva, derivando a pasos agigantados a paripé.

Mi sospecha, ojalá fuera de otra manera, para cansancio de todos, es que, el Barcelona, como los profesores de español catalanes de São Paulo, independentistas casi todos ellos, hablando mal de lo que les da de comer, no puede hacer otra cosa que jugar la liga española.

Segundo Villanueva, desde São Paulo

porSegundo Villanueva

La Liga Más Igualada del Mundo

El fútbol tiene estas cosas.  Es como una mujer, imprevisible y caprichoso.  Calla bocas de lunes a lunes, destruye agoreros, desdice comentaristas de televisión.

Algunos años atrás era frecuente escuchar en televisión la terrible desigualdad del campeonato español por su evidente bipolaridad.  El ejemplo a seguir era el inglés, donde la cabeza la ocupaban casi siempre los mismos pero cambiándose de lugar.  La culpa la tenían las cuotas televisivas.

Pero si uno se pone a analizar las estadísticas podrá observar el ranking de los equipos españoles, además de los títulos en Champions y Europa League.  Hay algo que no encaja.

Cómo son las cosas, hoy el campeonato inglés está dominado por un equipo de la clase media, que juega rácano, con menos cuota de televisión y los líderes del campeonato están devaluados, han envejecido y consecuentemente disminuido su nivel, a pesar de sus inversiones y los torrentes de dinero vertidos por las operadoras.  En España, nivelados por el techo, a falta de 4 jornadas los tres mejores, no puede haber nunca muchos más en ninguna liga, se la juegan con un margen menor al punto.

¿Algo cambió en la conformación del Campeonato Inglés y el Español?  Nada, se cumplió un ciclo, nada más.  Todo lo que sea reconducir el talento, limitarlo, voy a utilizar una palabra que quizá no sea muy bien comprendida, democratizarlo, será en vano.  El Madrid es el mismo de hace 40 años, sigue su curso, su lógica, su manera de ser, aunque a algunos nos despierten dudas en algunas ocasiones más frecuentes de lo deseable en los últimos tiempos.  Pero la consagrada Liga Inglesa no está generando equipos extraordinarios que sepan competir más allá de la isla.  

A todo esto, prefiero siempre un campeonato excelente como el español que muy bueno como el inglés.

Segundo Villanueva, desde São Paulo

porSegundo Villanueva

Éxtasis Blanco, Real Madrid, Solo Fútbol

Imagem de Amostra do You Tube

El Real Madrid finalmente le ganó la partida (y el partido) al Barcelona en el Camp Nou delante de 99.220 espectadores, y en el día de Cruyf. Hay algunos elementos que refuerzan el gusto por la victoria, principalmente para aquellos que nos consideramos blancos no sé si de nacimiento, pero sí de convicción, en un equipo que reparte glorias año sí y año también, procura deleitarnos con Solo Fútbol y procura la excelencia aunque a veces no la pueda encontrar.

1. Dani Alves llegando en el autobús parecía más el Willy Bonka de la Fábrica de Chocolate que un jugador de fútbol. ¿A dónde iba este personaje?  Lo mismo Rakitic, lo mismo Neymar, raperos ambos, y un poco Messi, vestido como Rocky Balboa en pequeñito, ¿qué le estarán diciendo al genio?

2. La espalda premonitoria de Piqué.  En el túnel de vestuarios llamó la atención que el magnífico y guapísimo central le estuviera dando la espalda a los jugadores del Madrid cuando todos sus compañeros guardaban una respetuosa fronto-lateralidad antes de saltar al terreno de juego.

3. El atraso significativo de Neymar.  Llegó tarde cuando el autobús de las formaciones ya estaba entrando en el campo.  “Neymar atrasado” saltó mi hijo, recordando la fama de los brasileños con la puntualidad.

4. El homenaje a Cruyf.  Como dice mi padre, los homenajes, en vida, pero como todos somos algo ingratos siempre, el homenaje a Cruyf, agnóstico, no corresponde con lo que el Barcelona le dio en vida.

5. El gol de Piqué.  Tenía que ser él robándole la cabeza a Pepe, parece que cuando lo hace ya está previendo un Twitter, un Periscope, una red social que proyecte el evento en cuanto llegue a casa.   La manera de conmemorarlo empequeñece al Nou Camp.

6. El gol de Benzemá.  La vida es así, a Benzemá le cayó el balón en el pie porque el tupé de Piqué no lo retuvo, apareció el francés a sus espaldas y le encajó un golpe mortal que el central tuvo la desgracia de escuchar pero no ver, las mismas que intuyeron los murmullos de los jugadores del Madrid en el túnel de vestuarios unos minutos atrás. Lo peor que le puede pasar a un jugador es ver la pelota pasar por encima y escuchar un sonido seco por detrás, como un crujido de hueso, levantarse y sentir enmudecido el campo de repente.

7. La expulsión de Ramos.  Ramos no está en el Madrid desde hace tiempo, ayer una vez más, debió ser expulsado 4 veces.  El Madrid con 10.

8. Gol legal anulado de Bale.  Este gol legal anulado de Bale hará historia, será rebatido con películas en blanco y negro seguro (este latiguillo lo enseñan en los colegios, no es posible),  con los mismos argumentos en blanco y negro que en el minuto 14 esgrimen a coro (se oyen menos) y que para reivindicar historia parecen servir, pero lo que está claro es que 143 países vieron en directo atónitos un gol legal anulado del Madrid con 10 jugadores en el Camp Nou.  Yo creo que es el gol legal anulado más legal anulado jamás.

9. Gol de Cristiano.  En los últimos minutos, a las espaldas de Alves, ya transformándose en Willy Bonka un poco porque el partido estaba acabando, Cristiano, marca el gol de la victoria, corre hacia la grada, se da la vuelta se gira en el aire y explota su grito de guerra convocando a sus compañeros.  El Nou Camp que se había pegado todo el partido mofándose de él (qué diferente es el Bernabéu con los genios de otros clubes)  sufre el peor de los castigos.

10. Neymar.

11. Messi.

Éxtasis blanca con los mejores ingredientes a disposición.  Varias lecturas, varias lecciones.  Vi al Madrid empezando algo, por el contrario, el Barcelona no me pasó sensaciones frescas.

Lo mejor, la felicidad de mis hijos, no hay nada como un pelotazo de alegría familiar como la que nos brinda el fútbol y sus caprichos. 

Segundo Villanueva, desde São Paulo