Autor espanaaqui

porespanaaqui

Pelé

Hoy es el cumpleaños de Pelé.
Recomiendo escuchar las “Fábulas del fútbol” de Petón y Martín Perarnau, en El Partido de las 12. Una delicia.

Imagem de Amostra do You Tube
porespanaaqui

En defensa del futbolero

Les copio aquí el último artículo de John Carlin, publicado ayer.
Sobre el autor, decir que fue un gran periodista. Un día escribió un libro sobre Mandela que tuvo un gran éxito y fue llevado al cine por – nada menos – Clint Eastwood. Entonces la calidad de su columna de opinión bajó. Lo de hoy es una excepción.

En defensa del futbolero

Existe un grupo reducido de gente en el mundo que no solo no entiende que seamos tantos los que nos pasamos gran parte de nuestras vidas hablando de fútbol, sino que nos desprecia. Qué ridículo, dicen, obsesionarse con un juego en el que 22 personas corren detrás de una pelotita cuando la crisis nos mata, cuando el futuro de Europa está en juego, cuando tenemos la alternativa de conversar sobre literatura, o cine, o música, o el cambio climático, o la primavera árabe, o la religión, o el tigre siberiano, en peligro de extinción.

Bueno, pues hagamos una breve defensa de los futboleros. Se podría escribir un libro sobre la cuestión; nos limitaremos a dos argumentos.

Primero, lo que muchas veces define a aquellos que nos desdeñan es el esnobismo intelectual. Suelen pertenecer a ese pequeño sector de la población mundial que goza de la suerte de haber tenido una buena educación, permitiéndoles desarrollar a un alto nivel su capacidad cerebral. Lo que no ven desde sus torres de marfil es que el mundo del fútbol es la democracia más grande que hay. Da igual que uno sea rico o pobre, culto o analfabeto, el fútbol nos permite a todos hablarnos de tú a tú, en igualdad de condiciones. En el debate sobre cuál es mejor, el Real Madrid o el Barcelona, el Arsenal o el Chelsea, Argentina o Brasil, el escritor, el filósofo, el Nobel de la ciencia, el ministro de gobierno y el listo que se embolsa un bonus millonario mientras su empresa se desploma participan con igualdad de criterio con el albañil desempleado, el campesino chino, con el minero africano. No importa su país o su condición social, todos tienen acceso a más o menos la misma información y todos tienen la misma capacidad para interpretarla.

Segundo, hablar de fútbol no solo es hablar de fútbol. En la superficie el tema es si Messi es mejor que Ronaldo, o si el planteamiento táctico fue el correcto, o si el entrenador debería haber puesto de lateral a fulano en vez de a mengano, o si el árbitro se equivocó, y tal y cual. Pero existe también un proceso mental paralelo en el que participamos los futboleros, sin necesariamente darnos cuenta de ello. A través del fútbol definimos nuestra identidad moral, igual que cuando nos asociamos con un partido político, o con una causa, o una religión.

Por un lado está nuestra afiliación tribal, que suele ser heredada. Somos del Madrid —como somos del PP o de Esquerra Republicana o católicos o musulmanes o ateos— porque nuestros padres nos indicaron el camino. Más interesante, porque revela más sobre el carácter de las personas, es con qué jugador o entrenador de su propio equipo nos asociamos más. Éste es el proceso mental oculto al que nos referimos. Obligados a elegir, por ejemplo, entre Iker Casillas o Cristiano Ronaldo, entre José Mourinho o Vicente del Bosque, uno delata claramente sus valores, cuáles son sus prioridades, qué es lo que más importancia tiene en su relación con el mundo exterior.

Imagem de Amostra do You Tube

Especialmente reveladora es la opinión de los futboleros sobre personajes que no son de su equipo, ni de otro por el que sienten particular rivalidad. Hace nueve días en un bar neoyorquino un albanokosovar que había huido de la guerra en su país a los 13 años contaba que su jugador favorito en el mundo era Pedro, del Barcelona. Mientras festejaba los tres goles que había marcado Pedro ese mismo día para la selección española, el albanokosovar reconoció que había jugadores mejores, pero para él el canario representaba una actitud frente a la vida a la que le daba un singular valor. Su visión de Pedro era la de un luchador incansable, un obrero noble, un hombre optimista que exprime siempre lo mejor de sí y mantiene la sonrisa en el triunfo y en la adversidad.

Para otros los referentes serán Obama, el Papa, Castro, Mandela, Merkel, Paul Krugman, Vargas Llosa, Philip Roth, Clint Eastwood, Pavarotti, Bill Gates o el presidente de la Asociación para la Defensa de la Naturaleza. Para este albanokosovar, que tras una infancia dura acabó triunfando en Estados Unidos, Pedro es el modelo a seguir, el personaje en el que ve reflejada la imagen que aspira a tener de sí mismo. El contexto es el fútbol. Cosa seria.

porespanaaqui

Sin tele

Se están disputando los partidos de clasificación para el Mundial de Brasil 2014. Solo el anfitrión tiene plaza asegurada. El campeón, España, tiene que ganarsela.

El viernes pasado, 12 de octubre -día de la Hispanidad-, España fue a jugar a BieloRusia. Una empresa compró los derechos del partido a la Federacion BieloRusa de Futbol y trató de venderlos a alguna cadena de televisión española. Sin éxito. La tele pública ya no puede pagar para dar fútbol. No nos vamos a gastar en fútbol el dinero que estamos recortando de sanidad y educación. ¿Y las privadas? Pues dicen que no es rentable. BieloRusia es un rival muy fácil y el partido se juega a las 20h, no es prime-time.

Las radios fueron hasta Minsk, pero tampoco quisieron pagar por transmitir desde el estadio, y lo narraron viéndolo por la tele del hotel. Muy triste.

Por suerte en Brasil lo pudimos ver. Cuatro golazos, uno de Jordi Alba y tres de Pedro.

Imagem de Amostra do You Tube
porespanaaqui

Nuevo curso

En España, a mediados de septiembre, empieza el nuevo curso. En este caso el 2012-2013. En realidad, hoy comienza el año, y no el 1 de enero.

La Champions, que es una competición seria, comienza mañana con un atractivo Manchester City – Real Madrid.
Por cosas extrañas de la vida La Liga, que no es una competición seria, lleva ya cuatro jornadas. Barcelona es líder y Osasuna colista. El Real Madrid está en la mitad de la tabla, creo que al final conseguirá la permanencia y seguirá en Primera.

No sería un mal resultado para un NO equipo. Dice Mou que no tiene equipo.

Imagem de Amostra do You Tube

Y la estrella está triste.

Imagem de Amostra do You Tube
porespanaaqui

Barcelona 92

Mañana comienzan los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (En realidad ya se han jugado algunos partidos de fútbol, pero, ¿a quién le importa el fútbol olímpico?)

Es un buen momento para recordar los Juegos que se organizaron en España, los de Barcelona 92.

Os dejo dos documentales, de una hora cada uno.

El primero es la versión de Televisión Española, los que emitieron el evento. Fue realizado en 2002.

Amigos para siempre

El segundo es la versión de Canal+, y más en concreto, de Michael Robinson. Es más reciente (de este año) y, para mi gusto, mejor.

porespanaaqui

Idioma futbolero

La tele pública española es vista como un ente deficitario y politizado. Sin embrago, si escarbamos un poquito en su excelente web podemos ver programas interesantes.
Uno de ellos es Saca la lengua: “dedicado a la divulgación del uso del idioma. Su objetivo es mostrar la riqueza del español, su variedad terminológica, el lado curioso de las palabras y las expresiones, el mestizaje lingüístico de nuestro país”.

Uno de los capítulos está dedicado al lenguaje futbolero. En él podemos ver el origen del fútbol en España. Los ingleses que trabajaban en la minas de Río Tinto, Huelva. Por eso el club decano es el Recreativo de Huelva.

También es curioso como la palabra inglesa que define al deporte es football, y da dos expresiones en español, la traducción literal balompié; y el calco fútbol.

Vídeo.

Son 42 minutos muy interesantes.

porespanaaqui

Sarrià, 5 de julio de 1982

“Brasil impone su fútbol-arte ante una Italia sin ideas”

Bienvenidos a la ucronía futbolística. Este es el final de un largo artículo publicado en la fabulosa revista JotDown.

Brasil prosigue su triunfal sendero de éxito en este Mundial 82 después de imponerse con claridad y brillo a una gris Italia que no pudo contener la creatividad de Sócrates, Zico y compañía. Al Pelé Blanco le faltó la pareja de baile que en el partido anterior torturó a otra estrella, Maradona: Claudio Gentile. En realidad no le faltó: Gentile se fue expulsado a los cinco minutos tras una entrada con las dos piernas por delante que pareció que dejaba a Zico sin Mundial. Sin Gentile, Italia tuvo que tirar de Orialli para hacer funciones de apagafuegos que no conseguían neutralizar la fuerza y el arrojo de los brasileños. Sócrates no tardó en hacer gol al rematar ajustado al primer palo un disparo que no pudo atajar Zoff tras internarse el canarinho en el área por la derecha y dejando atrás, gracias a su zancada, a su par. Era el minuto 12. Unos minutos antes, Paolo Rossi había errado inexplicablemente delante del meta Valdir Peres. El delantero de la Juventus será recordado por dejar pasar una oportunidad única de demostrar por qué fue seleccionado para el Mundial, y además, como titular. En realidad habría que preguntarle a Enzo Bearzot, el entrenador que nunca supo sacarle jugo a su equipo y aun con el gol en contra se metió atrás a esperar a Brasil. Enseguida Falcao se encargó de dejar el marcador franco para los brasileños antes de que se lesionara Serginho Chulapa, delantero desafortunado ante el gol, para dejar paso a Roberto Dinamite, que redondeó la faena al convertir los únicos dos balones que le llegaron en condiciones al área. Con rematadores así es normal que Brasil lo haya tenido fácil: el resto es puro juego de salón, combinación, toco y me voy, una gloria que jamás será olvidada por imponerse a la rácana propuesta italiana. Nadie duda ahora de que, con permiso de Polonia, Brasil llegará a la final de un mundial para intentar llevarse un trofeo que ya lleva su nombre cincelado en oro”.

Si todo fuese así de fácil no hubiéramos escuchado a Telé Santana diciendo, tras su última gesta al frente del Sao Paulo en el 92, después de ganar la Libertadores y luego la Intercontinental contra el Barcelona de Cruyff, que “estoy harto de que me dijeran que con lo del 82 se acabó el fútbol-arte. Este Sao Paulo ha demostrado que no es cierto”. Ni tampoco trendríamos que recordar aquella frase a pie de campo del doctor Sócrates, que en paz descanse, como un epitafio: “Mala suerte y peor para el fútbol”.

Porque, visto en la distancia, queridísimo Sócrates, quizá fue hasta mejor. Muerto el 82, el 86, el 90, también el 94 y así hasta el 2008, el fútbol esperaba, como pareció pedir en el 82, un cambio de ciclo. Otro que también llegó desde el sur de Europa, pero no de Italia, precisamente. Estamos seguros de que Telé Santana y Sócrates que en paz descansen, estarían orgullosos de ver y guardar en videoteca un partido que se jugó en Kiev hace unos días. Y con Italia en el campo, por cierto. Es hora de abandonar el luto.

Imagem de Amostra do You Tube
porespanaaqui

El pase de Torres

Y el gol de Mata. 4-0.
Escribe Boyero:

Hace mucho tiempo que no veo una película que amo titulada Muerde la bala (Bite the Bullet), pero me aparece una sonrisa beatifica cada vez que recuerdo su final. Describe una larga, extenuante y heroica carrera de caballos a través de valles, montañas y desiertos en la que solo puede haber un ganador. La recompensa es dinero, fama y gloria. Casi todos los que participan en ella son perdedores. Hay aficionados y profesionales, pero todos se juegan mucho. Por distintas razones, necesitan imperiosamente ganar. Les acechan todo tipo de odiseas que ponen a prueba algo más que la dignidad. Concluyo. Un Hackman roto va a llegar a la meta. Le sigue su colega de toda la vida con la lengua fuera. Hackman desmonta, espera a su rival, entran juntos.

Cualquier escéptico con argumentos, cualquier persona realista y sensata, estará convencida de que esos gestos tan hermosos como increíbles solo ocurren en el cine, que es una utopía adolescente pretender que algo así ocurra en la vida real. Pero en la memorable final de la Eurocopa veo cómo Torres, solo ante el portero, con la posibilidad de ser máximo goleador para alguien cuya eficacia despierta dudas desde hace demasiado tiempo, le regala ese gol a su compañero en el Chelsea, a alguien que no se había movido del banquillo en todos los partidos que había jugado España. Fue lo que no hizo egoístamente Pedro con el deprimido Torres, este con inaplazable necesidad de un gol, en la final del Mundial. Me emocionó el gesto del Niño rubio. Y me puse a aplaudir con el beso de Casillas a su novia en Sudáfrica. O sea, la realidad imita al gran cine, como a mí me gusta.

porespanaaqui

Brasil 2014

Antes de empezar con el fútbol español, vamos a dar la enhorabuena al Corinthians, ganador de la Copa Libertadores. Creo que fue noche de “celebración de mundial” en São Paulo.

Imagem de Amostra do You Tube

A lo que vamos. El mismo día se han publicado dos artículos en dos periódicos distintos haciendo referencia a Brasil, antigua potencia futbolística y organizadora del próximo Mundial.

Cuando en España íbamos con Brasil… de Alfredo Relaño, diario As.

Un día, cuando la selección de Luis empezó a carburar, leí que la prensa sueca nos definía como “la Brasil de Europa”. Me sentí orgulloso, aunque lo vi un elogio exagerado. Ahora me siento más orgulloso y ya no pienso que el elogio sea exagerado. Luis primero y Del Bosque después han hecho jugar a España como quería la gente de España, como mejor saben los jugadores españoles. Así que ya no tenemos que ir con Brasil, sino con La Roja, y hasta sabemos que los hinchas de cuatro quintas partes del mundo nos miran con aquel mismo respeto, cariño y admiración con que aquí mirábamos a Brasil.

El estímulo de ser ‘brasileños’ en Brasil, de Ladislao Moñino en El país.

Si hay un país que motive a los jugadores ese es Brasil, la cuna del fútbol, un santuario para jugar y defender el estilo y el título mundial conquistado en Sudáfrica. Esto nos puede servir para que no decaiga el espíritu competitivo y mantener esa hambre por seguir ganando títulos que caracteriza a este grupo de jugadores”, asegura el seleccionador español.

porespanaaqui

España 4-0 Italia

España, campeona de Europa.

Nos faltaba hacer el partido bueno del torneo y lo hicimos en la final. ¡Qué maravilla! Xavi, que había estado a medio gas, dio lo mejor de sí, puso a jugar a todos y metió dos pases de escándalo. Uno para Cesc, que después centró a Silva (1-0) y otro para Jordi Alba, al que dejó solo delante de Buffon (2-0).

Italia solo tuvo el balón, y buenas ocasiones, en ese periodo entregoles, del minuto 15 al 41.
La segunda parte fue la demostración práctica del fútbol de toque ofensivo, nada que ver con lo que habíamos hecho otros días, esos rondos interminables y horizontales.
Del Bosque volvió a acertar con los cambios, Torres y Mata hicieron el tercero y el cuarto. Cesare Prandelli, sin embargo, la pifió con el brasileño Thiago Motta, que se rompió a los cinco minutos de entrar, y ya no quedaban más sustituciones.

España repitió la alineación del primer partido, también contra Italia (1-1). Esto es sin extremos ni ariete. Lo de jugar sin 9. Pues se confirma que funciona. Esto ya lo saben en Brasil, que en el 70 jugaron con cinco 10. Jairzinho, Gerson, Tostão, Pelé y Rivelino. El caso es poner a los buenos, que ya se apañaran ellos. “La Holanda de 1974 tenía a Cruyff como falso 9, y como falso 4, y como falso 10 y como falso líbero. No es el desorden táctico sino el orden de la calidad.”

Triple corona
Estas comparaciones con el Brasil del 70 y la Holanda del 74 vienen a cuento debido a que España 2012 las ha superado. Nadie había ganado tres títulos internacionales seguidos. Es un equipo de leyenda. Estos son los siete jugadores que han participado en las tres finales: Casillas, Ramos, Xavi, Alonso, Iniesta, Cesc y Torres. Además de estos siete hay otros dos que han jugado en los tres torneos: Silva y Arbeloa. Del total de nueve, tres son de La Masía.

Torneo
España ha recibido un solo gol en todo el torneo. El primer día, obra de Di Natale. La nueva pareja de centrales Ramos-Piqué funciona. Xabi-Busquets, imprescindibles.
Portugal fue el único equipo al que no le marcamos. Hicieron un gran torneo, eliminado a Holanda en la fase de grupos, con dos golazos de Cristiano.
Torres, con tres goles, pichichi de la Eurocopa. Demuestra lo sobrados que vamos. Un suplente de España es el máximo goleador.
Otros jugadores también han marcado tres goles: Mario Balotelli (Italia), Mario Gómez (Alemania), Cristiano Ronaldo (Portugal), Mario Mandzukic (Croacia) y Alan Dzagoev (Rusia). Tres Marios, aviso.
Iniesta es el mejor jugador del torneo. Iniesta, el que hace dos años marcó el gol de todos. Me recuerda muchísimo a Zidane, por la elegancia y porque no le quitan el balón.

Vídeo