El café, los momentos, la manera de trabajar y su productividad

porSegundo Villanueva

El café, los momentos, la manera de trabajar y su productividad

En la gran ciudad parar para tomar un café en el trabajo es normal, separar lo profesional de lo personal a veces es difícil y las cosas pueden fluir mejor cuando hay una cierta intimidad.

Muchas personas no lo entienden, pero a efectos prácticos parece ser más conveniente que no hacerlo, cada país es diferente, Brasil mezcla, sin duda.

Los lugares de reunión en las empresas con ciertas bebidas son normales, cuando no lo es tanto en otros lugares del mundo, como en España, de donde vengo.  Resulta diferente medir la eficacia en este sentido lo cual hace pensar que  se realiza de manera diferente.

El café es un símbolo de naturalización de las relaciones profesionales para quitarles la gravedad.

La relación entre los momentos de relax o descompresión y la efectividad de los equipos de trabajo se miden de otra manera, la sensación es que Brasil produce diferente, hay momentos de mucho acopio de trabajo y otros que no, cómo son populares las frases “ser una locura” o por el contrario “estar todo parado”.

A veces resulta difícil para los que venimos de fuera, pero como siempre se concluye, es así y cabe la duda de si esto está cambiando, va a cambiar o tiene por qué cambiar.

En otro orden de cosas, en la calle, siempre existió el cafezinho, de nuevo con un afán socializador más que comercial, hay datos culturales en Brasil muy impregnados, lo que supone un motivo extra, fuera, en este país es simplemente un evento natural.

En los centros comerciales prodigan y son bien acudidos, el café une como lo hace mundialmente, hoy con mejores lugares para sentar, llama la atención que en algunas cafeterías no haya mesas o sillas para sentar, que sea un trámite, aunque cada vez menos.

Sin embargo, los expresos recuerdan todavía, y mucho, al café antiguo, al cual hay que beberlo leve y en cantidad, el expreso brasileño, como la manera de trabajar, es diferente de los otros.

O viceversa.

 

 

Sobre o Autor

Segundo Villanueva administrator

Deixe uma resposta

*

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.