Categoria Brasil

porSegundo Villanueva

La persiana de la mañana, ETA y el pecado de su palabra

Cuando subía la persiana en invierno al romper la mañana enmudecida por la pereza, allí estaba otra vez la pared de ladrillo herida por una amenaza de brocha gorda representando a veces una diana y un nombre en el medio, otras un grito de guerra con las mismas letras de siempre, esas letras inocuas y sin culpa pero enfermas, que acarreaban sangre, maldad, inseguridad, dolor y amenaza.  Tristeza.  La palabra y su ideología.  Otras con la serpiente reptando por su hiriente machado…

La pared de ladrillo agraviada formaba parte de nuestro territorio y supongo que consecuentemente de la historia navarra reciente.

Después venía ir a por el pan, la escuela de la mañana, comer, la escuela de la tarde, los juegos hasta el atardecer, la cena, el beso paternal nocturno, algunos tebeos de waltdisney en la cálida cama antes dormir, y así hasta el día siguiente sin pensar mucho más que en lo que ocurría, era el momento de vivir lo que había justo en ese momento.  Un niño.

Una noche en la universidad escuché un eco profundo y anormal rebotando entre los edificios, la metralla incrustada en los áticos de los bloques colindantes a la Ciudadela de Pamplona, qué ensañamiento.

A Bonifacio Martín lo conocí brevemente por asuntos diplomáticos a finales de los 90,  y en 2003 se cumplió la profecía de la pared de ladrillo al levantar la persiana por la mañana antes del pan, cuando la escuela, la comida, los juegos al atardecer etc.

Después de 40 años de plomo y casi 10 de paz prevalecen dos sentimientos, el de los 900 muertos con su luto y el de la pena capital por la palabra enferma de bandera y periódico.

(Você quer praticar seu espanhol com esta atividade aqui?)


porSegundo Villanueva

Mayo del 68, la mujer y su madre

Dos cosas de Mitterrand a Daniel Cohn-Bendit en mayo del 68.  Lo llamó vabagundo y le acusó de cargarse la familia.

Hasta mediados del XX, cuando no había privacidad y los padres e hijos se apelotonaban en un solo cuarto para comer, hablar, dormir, higienizarse y reproducirse, la mujer gestionaba los espacios, la educación de la prole y la capacidad de generar riqueza de su marido.

No podía ser elegida para cargos públicos, pero su aval era imprescindible para que se tornase candidato.  Un mal marido, un descarte.  Uno de los motivos principales de divorcio en la Francia de la época, mayoritariamente suscitado por las mujeres, además del alcoholismo y la violencia era la incapacidad del hombre en generar recursos.

Su vida, postergado ante las inclemencias del trabajo, vivir como ímpetu de supervivencia, qué difícil, transcurría a través de un infierno físico y moral.  La mujer, en su inevitable posición lo recepcionaba al final del día, antes, ordenaba la cría, gestionaba los recursos, delimitaba los espacios, sin noticias de su compañero en el ámbito privado.

Las personas se casaban las menos por conveniencia, las más por necesidad, en el 68 vino el amor, al principio camuflado por los cuerpos y la libertad suscitada por el hartazgo de la conveniencia y la necesidad, subsistió el cuerpo, a veces el amor, menos la conveniencia, poca la necesidad, de cualquier manera, los diáfanos papeles del hombre y la mujer se proscribieron, Mitterrand, socialista, lo anticipaba con una clarividencia anómala, sabía que lo que estaba entrando en crisis era la familia porque se le estaba empezando a caer su gran pilar que no era otro que el de la madre.

Felices, madres, gracísimas.

 

 

 

porSegundo Villanueva

El machismo y la cárcel

No creo en el machismo como una perversión histórica y mundial contra la mujer.  Las confabulaciones duran un tiempo, pertenecen a los hombres políticos, no al género humano, algunos años, las cosas cambian después.

De hecho, en qué consiste el machismo.

Por una mala definición de machismo, generalizada y básica, hoy no se puede mirar, no se pueden hacer películas, tampoco cortejar, ni escribir poemas, ni discutir, hoy uno corre el riesgo de condenarse, es necesario tener cuidado.

Por una enfermedad de la definición, la sociedad, o una parte que grita, me hace sentir culpable y yo tengo la seguridad de que no están en lo cierto.

Cuando alguien me hace sentir culpable, lo odio, es una reacción instintiva contra la cárcel.

Proliferan caras agrias, de mal con la vida, ciertamente violentas.  Nunca vi tanta intolerancia en las redes sociales, qué difícil es hablar.

Todo es construcción social, el fútbol, la ropa, la comida, los roles, el lenguaje, la biblia, la distribución de la casa, la literatura infantil, dónde está el ingeniero supremo, no será el mundo hecho a sí mismo a lo largo del tiempo…

La dimensión del hombre.

Supongo que hace, 200, 300, 400, 2000 años las cosas eran como podían, hace tiempo que rehusé juzgar lo que no vivo.

No veo víctimas sistémicas, abomino de las victimistas, sean judíos, negros, inmigrantes, blancos en negro, bolivianos, busquemos los desvalidos, los oprimidos, las víctimas verdaderas, veamos la casuística del desorden, pongamos concierto.

No acusemos.

¿Es la hora de que el hombre se rebele, estuvo alguna vez en contra de la mujer, en qué fecha la condenó, quién está por detrás de todo esto, dónde se fabrican estas ideas asustadoras?

 

porSegundo Villanueva

Carta a Doria desde el infierno de Pinheiros

(esta carta fue escrita el 26 de febrero de 2017, la reproduzco porque desde entonces no obtuve respuesta, como esperaba, nada cambió, al contrario, empeoró bastante.  Este es el enlace original)

Estimado Doria, qué tal,

Le escribo primero esperando que esté bien. Le deseo todo lo mejor del mundo en estos cuatro años de sufrimiento que le esperan, no es fácil gobernar una ciudad de tantos millones de personas todos pensando diferente, pero usted es un buen gestor, seguro que sabrá qué es una paga extra, qué vale la seguridad social de un trabajador o sus vacaciones y esas cosas, es de los míos, le digo que no me gusta que nadie administre nada público, es decir, el dinero de los otros, sin haber antes dado por lo menos un empleo en su vida con el suyo, esto lo debe de tener muy claro, usted es un gran emprendedor.

Sin embargo, le tengo que decir que a las primeras de cambio y creo que como yo ya hay muchos que piensan lo mismo, ya la tenemos liada. Hace un par de años pasó por delante de mi escuela y se sacó una foto sonriente, como todos los políticos, le prometieron que votarían en usted, yo no puedo, continúo extranjero, aunque pagador de impuestos en Brasil, me dijeron que me quitarían de español y decidí quedarme como estoy. Usted me encandiló porque encarnaba y encarna la gestión pura y principalmente también el sentido común, lejos de los gestores teóricos encerrados en su torre de marfil que le precedieron recientemente. Usted vive cerca de Pinheiros, puedo ver su casa, sin embargo, durante los tres carnavales que se acaba de inventar yo no puedo salir de la mía y usted sí.

Como el carnaval es democrático, a mí me gustaría que el próximo año transportase la experiencia de los blocos de carnaval a las calles de los Jardins, usted vive cerca de Eduardo Suplicy, de tal manera que ambos colores e instancias gubernamentales podrían saborear la experiencia increíble que los habitantes de Pinheiros están teniendo en estos tres finales de semana, literalmente, señor alcalde, infernales, pero también muy alegres para muchísimas personas, curiosamente, casi todas ellas de fuera de Pinheiros, sería una experiencia bien republicana y saludable.

No le voy a contar que tuve que cerrar la escuela de español porque mis funcionarios tenían miedo de llegar y no lo tenían tan claro cómo harían para volver, y en el restaurante al igual que los restaurantes que usted sabe que existen en la calle de los Pinheiros, desgraciadamente, las personas no conseguían subir la rampa de entrada, bloqueada de personas bebiendo cerveza Skol compradas por los ambulantes en el Pão de Açucar, le tengo que decir, totalmente dentro de las normas de accesibilidad, la rampa, como mostramos a los emisarios que usted envió la semana pasada para ver si personas con deficiencia podían hacer uso de las instalaciones, curiosamente, en estas fechas donde ni las normales consiguen entrar.

A mí me parece que el próximo año en Jardins, donde usted y Eduardo Suplicy viven, sería una buena idea que los blocos de carnaval desfilasen para que los tuviera bien cerca a ver qué le parecen, creo que tendríamos tantos o más garís para limpiar las calles al día siguiente y también tanta o más policía, pues yo los veo todos los domingos por la mañana mientras voy a misa hablando con sus vecinos, tomando café, en esas mañanas tranquilas donde uno es capaz de escuchar las maritacas y hasta algún murmullo viniendo de dentro de las magníficas casas que componen el maravilloso barrio de Jardins.

De la misma manera que usted respondió a los grafiteiros con grafitear su casa, con toda la razón del mundo, ojo por ojo diente por diente, a ver si irían a gustar, a mí me parece que debería tener el mismo criterio y llevarse al pueblo el próximo año bien cerca de su casa, llamar a Eduardo y a disfrutar, eso sí, sin poder salir, llegando a sus propias conclusiones para hacerlo todavía mejor el año posterior observando al alegre pueblo, dueño de la calle, siempre de la mía y nunca de la suya.

Con admiración, espero mucho de usted, le pido disculpas por escribirle la carta en español pero me encuentro más suelto, si tiene dificultad la podemos discutir personalmente, también mis máximos respetos por Eduardo Suplicy, coincido con él en misa y me parece cercano, estoy expectante, y siempre con educación, desde el infierno de Pinheiros,

porSegundo Villanueva

El Carnaval de São Paulo pasó de los límites

Una niña de no más de 15 años paró en una tienda de la Teodoro Sampaio y aseguró a la atendiente que vendería todos los Suflairs de 1 real en menos de 15 minutos.  Agarró la caja conteniendo unos 20 y salió a la calle diciendo

-Suflair a 1 real con derecho a beso

Los que bajaban, los que subían, a todos les dio por el Suflair y la niña consiguió vender toda la caja como había prometido.

porSegundo Villanueva

Izquierdar

Este es el término que se utiliza en los colegios de São Paulo a la hora de tomar una postura al escribir redacciones.  Izquierdar es primero girar a la izquierda para satisfacer al profesor, que casi siempre lo es y causarle una buena impresión para que no te ponga una nota demasiado mala.  Existen dos consecuencias fundamentales, la primera, que el alumno obviamente no dice lo que piensa, vivimos en un mundo en el que los adultos ya no lo hacen desde un buen tiempo, es el pensamiento único, lo políticamente correcto, solo en privado.  Esto se llama, podemos mejorarlo, dulcificarlo, discutirlo, censura previa, como antes, pero de otra forma: feminismo, machismo, empoderamiento, derecha-izquierda, Bolsonaro, Lula, pensar de una forma que salga del pensamiento predominante hará que recibas con seguridad una etiqueta en forma de insulto.

Vivimos en una sociedad que va al pensamiento único, manipuladora en muchos de los aspectos, superficial en otros, y ciertamente maleducada con la apariencia de ser la época más abierta, no es verdad.

Nuestros jóvenes ya saben lo que tienen que decir y lo que no, muy triste.  Nada cambia, todo adquiere tintes diferentes pero son lo mismo.

porSegundo Villanueva

Cracolândia e Doria

Fosse pela polícia, a cracolândia deveria ser limpa, a maioria dos seus habitantes internados ou colocados para a cadeia, tudo isto sem muita delicadeza, de maneira rápida, sem perguntar muito…Fosse pelos representantes dos direitos humanos, a cracolândia é uma consequência da gente, da nossa falta de consideração, solidariedade, desigualdade, injustiça, pouco respeito com o próximo, etc.  Nem um nem outro, mas está claro que é necessário tomar atitude, coisa que ninguém fez até agora a não ser debater, debater, debater desde o límpido púlpito acadêmico ou a higiênica equidistância.

Não sei por que estes últimos se escandalizam.  Na Cracolândia moram centenas de zumbís sem vontade própria, existe tráfego de crianças e de orgãos, de drogas, tem assassinatos e em definitiva é um matadouro a câmera lenta de seres humanos que infelizmente pouco tem de humanos pela nossa indecisão.

Para a maioria dos que decidiram se internar anteriormente a decisão do Doria é a correta.

Como na outra entrada, a minha mãe me enviou uma frase, ela me envia sempre uma frase diária que diz assim: é preferível corrigir uma página errada do que uma em branco.

porSegundo Villanueva

Sindicatos demais, empregos de menos…

Na sexta-feira passada, dia 29 de abril aconteceu uma greve geral que não foi nem greve nem geral.  Não foi greve porque normalmente uma greve está caraterizada pela paralisação dos principais setores produtivos do país de maneira maciça e as manifestações reivindicativas subsequentes e não houve ditas manifestações de maneira expressiva, sim paralisação, maquiada descaradamente devido ao colapso dos transportes e ao bloqueio de alguns sindicatos em alguns setores chave, como bancos.

Nem geral, pois se não fosse pelo metrô e ônibus a percepção geral é de que a maioria da população excetuando os trabalhadores diretamente manejados pelos sindicatos e os funcionários públicos além de professores e alguns grupúsculos de alunos de secundária teria trabalhado normalmente.  Os episódios de violência e de baderna, que puderam parecer expressivos não o foram e a conclusão à qual chegamos é que diferentemente do que o Paulinho afirmou com a maior cara de pau que se conhece no final da sexta-feira, a greve geral foi um verdadeiro fiasco, mal organizada, com pouca repercussão e mais voluntariosa do que efetiva.

Para fazer uma greve geral é necessário principalmente saber fazer uma greve geral, ter cacife para isso, e os sindicatos não têm nem cacife nem simpatia, esta não se faz de uma semana para  outra.   Além disto é necessário o convencimento para fazê-la, e hoje, é de agradecer, o país é consciente de que tem sindicato demais e iniciativas empreendedoras de menos, consequentemente empregos escassos que colocam em risco a subsistência da maioria, esta sim de todos os brasileiros, não são os sindicatos que vão gerar riqueza no país.

Fracasso absoluto, maquiagem de primeira.

Segundo Villanueva, São Paulo

porSegundo Villanueva

Qué esperar de 2017

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=HCMxfZbK5E8[/youtube]

Después de registrar un año más de caída, la situación de la economía brasileña no va a variar mucho para el 2017.

Al menos ésta parece ser la visión de la mayoría de las personas a las que he consultado.

Sin embargo, aunque comparta la expectativa de que éste no será un año formidable, creo que hay señales positivas que podrán disminuir la mala sensación hacia el fin de año.

Primero podemos ver que la tasa de inflación está bajando y calculo que esta tendencia continuará presente los próximos meses. De esta manera, el tipo de interés podrá continuar disminuyendo también.

Esta combinación de baja inflación y tipo de interés más bajo deberá ayudar a las familias a comprar más cosas.

Otro punto es, que la situación internacional, desde el punto de vista económico, probablemente no traerá grandes problemas para Brasil. Consecuentemente, el tipo de cambio también deberá mantenerse relativamente bien comportado. Este es un cuadro importante para que las empresas puedan planificar futuras inversiones y para que los extranjeros se interesen cada vez más por activos financieros brasileños.

Por fin, a pesar de tratarse de medidas polémicas, las reformas estructurales que el gobierno está implantando, o sugiriendo, son imprescindibles para que el país pueda volver a crecer a un ritmo más acelerado, pero sustentable a largo plazo. O sea, algo distinto del “vuelo de gallina” que vimos ocurriendo los últimos años.

En resumen, parece ser que éste año será un período de preparación para nuevas etapas más optimistas de la economía brasileña. Podría haber sido antes, es verdad, pero al menos, ahora tenemos alguna esperanza de no caer en el abismo y dar un paso en la dirección correcta.

Jankiel Santos

Chief economist

Economics Research

Haitong Banco de Investimento do Brasil S.A.