• 11 30833334
  • info@espanaaqui.com.br

Category ArchiveDanza

Cantiga nº 77 “Da que Deus mamou” (Y XI)(Final)

Imagem de Amostra do You Tube

Da que Deus mamou o leite do seu peito,

non é maravilla de sãar contreito.

Desto fez Santa Maria miragre fremoso
ena sa ygrej’ en Lugo, grand’ e piadoso,
por ha moller que avia tolleito
o mais de seu corp’ e de mal encolleito.

Da que Deus mamou o leite do seu peito…

Que amba-las suas mãos assi s’ encolleran,
que ben per cabo dos onbros todas se meteran,
e os calcannares ben en seu dereito
se meteron todos no corpo maltreito.

Da que Deus mamou o leite do seu peito…

Pois viu que lle non prestava nulla meezinna,
tornou-ss’ a Santa Maria, a nobre Reynna,
rogando-lle que non catasse despeyto
se ll’ ela fezera, mais a seu proveito

Da que Deus mamou o leite do seu peito…

Parasse mentes en guisa que a guareçesse,
se non, que fezess’ assi per que çedo morresse;
e logo se fezo levar en un leito
ant’ a sa ygreja, pequen’ e estreito.

Da que Deus mamou o leite do seu peito…

E ela ali jazendo fez mui bõa vida
trões que ll’ ouve merçee a Sennor conprida
eno mes d’ agosto, no dia ‘scolleito,
na sa festa grande, como vos retreito

Da que Deus mamou o leite do seu peito…

Será agora per min. Ca en aquele dia
se fez meter na ygreja de Santa Maria;
mais a Santa Virgen non alongou preyto,
mas tornou-ll’ o corpo todo escorreyto.

Da que Deus mamou o leite do seu peito…

Pero avo-ll’ atal que ali u sãava,
cada un nembro per si mui de rig’ estalava,
ben come madeira mui seca de teito,
quando ss’ estendia o nervio odeito.

Da que Deus mamou o leite do seu peito…

Obispo e toda a gente deant’ estando,
veend’ aquest’ e oynd’ e de rijo chorando,
viron que miragre foi e non trasgeito;
porende loaron a Virgen afeito.

Da que Deus mamou o leite do seu peito…

 

 

 

 

 

Transcendencia de las Cantigas ( y X)

 

 Imagem de Amostra do You Tube
La obra tiene gran importancia desde un triple punto de vista: como obra literaria, musical y pictórica. Desde el punto de vista de la historia de la música, está considerada como la colección de música cortesana monódica más importante del siglo XIII. Alfonso X de Castilla heredó de su padre Fernando III su Capilla musical que reunía intérpretes y compositores de varias culturas y que formaron parte de la corte alfonsí, al igual que su Escuela de traductores o scriptorium regio. De ellos aparece rodeado en algunas de las ilustraciones de los manuscritos de las cantigas.

Las melodías están tomadas de la monodia gregoriana, de la lírica popular y de las canciones de los trovadores, y adoptan en su mayoría la forma de rondeau, con un estribillo musical que se repite tras las glosas

Los códices de la Biblioteca del Escorial están adornados con profusión de miniaturas. Muchas de ellas han sido de importancia capital para la organografía española, puesto que allí se aprecian los instrumentos del siglo XII: organistrum, salterio, laúd, viola de arco, rebec, cítara, arpa, trompa, trompeta, castañuelas, cornamusas, dulzainas y muchos otros. Y también se puede investigar cómo se ejecutaban estos instrumentos, que se han podido reproducir para poder tocar esta música.

Como manuscrito iluminado, se ha querido ver en las Cantigas de Santa María la primera aleluya o historia dibujada de la península ibérica.

LAS CANTIGAS DE ALFONSO X EL SABIO (IX)

Imagem de Amostra do You Tube

Audición con texto :“Cantiga nº 100 .Santa María strela do dia”

noneCantiga nº100. Santa Maria strela do diaPág. Cantiga 100 de {{{Reseña}}}

 

 

Santa Maria, strela do dia,
mostra-nos via pera Deus e nos guia.

Ca veer faze-los errados
que perder foran per pecados
entender de que mui culpados
son; mais per ti son perdõados
da ousadia que lles fazia
fazer folia mais que non deveria.

Santa Maria, strela do dia,
mostra-nos via pera Deus e nos guia.
Amostrar-nos deves carreira
por gãar en toda maneira
a sen par luz e verdadeira
que tu dar-nos podes senlleira;
ca Deus a ti a outorgaria
e a querria por ti dar e daria.
Santa Maria, strela do dia,
mostra-nos via pera Deus e nos guia.

Guiar ben nos pod’ o teu siso
mais ca ren pera Parayso
u Deus ten senpre goy’ e riso
pora quen en el creer quiso;
e prazer-m-ia se te prazia
que foss’ a mia alm’ en tal compannia.

Santa Maria, strela do dia,
mostra-nos via pera Deus e nos guia.

 

 

 

Fuentes

Imagem de Amostra do You Tube

LAS CANTIGAS DE ALFONSO X EL SABIO (VIII)

La colección de cantigas alfonsíes derivan fundamentalmente de fuentes escritas. Las más importantes son las colecciones latinas de milagros de la Virgen, aunque se pueden rastrear las huellas de una o dos fuentes en lengua romance.

En cuanto a las fuentes de la literatura oral, hay que tener en cuenta los relatos de milagros del folclore español y alemán, pues este era el origen de la madre de Alfonso X, Beatriz de Suabia que era nieta del emperador Federico Barbaroja, e incluso las experiencias personales del rey. Estos ejemplos del propio autor tienen su paralelo en los “exempla” de los sermones populares de los predicadores, que relataban casos presuntamente autobiográficos para aumentar el interés narrativo.

LAS CANTIGAS DE ALFONSO X EL SABIO (VI)

Imagem de Amostra do You Tube

      Audición con texto : “Cantiga de Santa María nº

159. Nom sofre Santa María”. Nº5 Cd. La música  C. S.

Esta es de cómo Santa María hizo descubrir una tajada de carne que habían hurtado a unos romeros que iban a Rocamador.
“No sufre Santa María que sean perdedores los que tienen deseo de hacer sus romerías.”
Y, de esto, oíd un milagro del que quiero hablaros, que mostró Santa María, como he oído contar a unos romeros que fueron a orar a Rocamador, como muy buenos cristianos, sencillamente y con humildad.
Y cuando entraron en el burgo, se fueron a buscar posada, y mandaron comprar carne, y pan, y vino, para su comida; entretanto, se fueron a rogar a la Virgen que a su Hijo rogase, en sus piadosos ruegos, por ellos y no tuviese en cuenta cómo habían errado, sino que alcanzasen perdón por cuanto hubieran pecado. Y, cuando lo hicieron, volvieron, y no de vagar, a donde tenían su comida, de la que estaban ansiosos.
Y mandaron poner nueve tajadas -así Dios me ampare- en la olla, tantas como ellos eran; pero, cuando fueron a sacarlas, hallaron una de menos, que la criada les había hurtado, y por ello estaban muy quejosos.
Y buscaron por toda la casa, para poder hallarla, llamando a Santa María, que se la quisiese mostrar, y oyeron en un arca a la tajada que daba golpes, y allá se fueron corriendo, que no se fueron lentamente, e hicieron luego abrir el arca y mirar dentro, y vieron a la tajada saltar, de acá para allá, y salieron a la calle a llamar a muchas gentes que vieron aquel milagro, que fue de los maravillosos que la Virgen gloriosa había hecho en aquel lugar.
Después, cogieron la tajada y se fueron a colgarla de un cordón de seda ante su altar, loando a Santa María que hace milagros hermosos.

Como Santa Maria fez descubrir ha posta de carne
que furtaran a us romeus na vila de Rocamador.

 

Non sofre Santa Maria de seeren perdidosos
os que as sas romarias son de fazer desejosos.

E dest’ oyd’ un miragre de que vos quero falar,
que mostrou Santa Maria, per com’ eu oý contar,
a us romeus que foron a Rocamador orar
como mui bõos crischãos, simplement’ e omildosos.

Non soffre Santa Maria de seeren perdidosos…

E pois entraron no burgo, foron pousada fillar
e mandaron conprar carne e pan pera seu jantar
e vynno; e entre tanto foron aa Virgen rogar
que a seu Fillo rogasse dos seus rogos piadosos

Non soffre Santa Maria de seeren perdidosos…

Por eles e non catasse de como foran errar,
mais que del perdon ouves[s]en de quanto foran peccar.
E pois est’ ouveron feito, tornaron non de vagar
u seu jantar tian, ond’ eran cobiiçosos.

Non soffre Santa Maria de seeren perdidosos…

E mandaran nove postas meter, asse Deus m’ anpar,
na ola, ca tantos eran; mais poi-las foron tirar,
acharon end’ ha menos, que a serventa furtar
lles fora, e foron todos poren ja quanto queixosos.

Non soffre Santa Maria de seeren perdidosos…

E buscaron pela casa pola poderen achar,
chamando Santa Maria que lla quisesse mostrar;
e oyron en un’ arca a posta feridas dar,
e d’ ir alá mui correndo non vos foron vagarosos.

Non soffre Santa Maria de seeren perdidosos…

E fezeron log’ a arca abrir e dentro catar
foron, e viron sa posta dacá e dalá saltar;
e sayron aa rua muitas das gentes chamar,
que viron aquel miragre, que foi dos maravillosos

Non soffre Santa Maria de seeren perdidosos…

Que a Virgen groriosa fezess’ en aquel logar.
Des i fillaron a posta e fórona pendorar
per ha corda de seda ant’ o seu santo altar,
loando Santa Maria, que faz miragres fremosos.

Non soffre Santa Maria de seeren perdidosos.

 

 

 

 

 

LAS CANTIGAS DE ALFONSO X EL SABIO

Imagem de Amostra do You Tube

 “Cantiga de Santa María nº 2

EN CASTELLANO

Muito devemos varôes” S.XIII Alfonso X El Sabio

“Varones, mucho debemos loar a Santa María, que otorga sus gracias y sus dones a quien confía en ella.”
A un prelado suyo, que fue primado de España y era llamado Ildefonso, además de sus buenas dotes, le dio una vestidura que trajo del Paraíso, bien hecha, a su medida, porque él había puesto todo su entendimiento en loarla de noche y de día.

Bien empleó él sus dichos, como lo hallamos, de cierto, en los buenos escritos que hizo sobre la virginidad de esta muy santa Señora; por ellos, le fue tornado en loor cuanto la habían menospreciado los judíos y herejes.

El mayor milagro del mundo, ya esta Señora se lo había mostrado antes cuando marchaba, en una procesión, con el rey Recesvinto, y se les apareció Santa Leocadia y, cuando el rey cortaba un trozo de su mortaja, le dijo: “Ay, Alfonso santo; por ti vive, devuelta su honra, mi Señora.”

Porque la Gloriosa lo encontró fuerte y sin miedo en loar su preciosa virginidad, en Toledo le donó un alba, para que la vistiese en sus fiestas. La Virgen, santa y salva, al dársela, le dijo: “Mi hijo te envía esto…”

Y después de que le hubo dado este raro y hermoso don, le dijo: “Por Dios, muy fatuo sería quien, al asentarse en esta sede, cuando tú ya no seas, probase vestírsela, porque Dios tomaría venganza de él.”

Luego que fue partido del mundo este confesor de Cristo, fue arzobispo, fallido, don Siagrio, que determinó esto para su daño, ya que, atrevido, al vestirse aquella tela, fue muerto y perdido, como había dicho la Virgen.

EN GALAICO-PORTUGUÉS

Esta é de como Santa Maria pareceu en Toledo
a Sant’ Alifonsso e deu-ll’ha alva
que trouxe de arayso, con que dissesse missa.

Muito devemos, varões,
loar a Santa Maria,
que sas graças e seus dões
dá a quen por ela fia.

Sen muita de bõa manna,
que deu a un seu prelado,
que primado foi d’Espanna
e Affons’ era chamado,
deu-ll’ ha tal vestidura
que trouxe de Parayso,
ben feyta a ssa mesura,
porque metera seu siso
en a loar noyt’ e dia.

Poren devemos, varões…

Ben enpregou el seus ditos,
com’ achamos en verdade,
e os seus bõos escritos
que fez da virgidade
daquesta Sennor mui santa,
per que sa loor tornada
foi en Espanna de quanta
a end’ avian deytada
judeus e a eregia.

Poren devemos, varões…

Mayor miragre do mundo
ll’ ant’ esta Sennor mostrara,
u con Rei Recessiundo
ena precisson andara,
u lles pareceu sen falla
Santa Locay’, e enquanto
ll’ el Rey tallou da mortalla,
disse-l’: «Ay, Affonsso santo,
per ti viv’ a Sennor mya.»

Poren devemos, varões…

Porque o a Groriosa
achou muy fort’ e sen medo
en loar sa preciosa
virgindad’ en Toledo,
deu-lle porend’ ha alva,
que nas sas festas vestisse,
a Virgen santa e salva
e, en dando-lla, lle disse:
«Meu Fillo esto ch’ envia.»

Poren devemos, varões…

Pois ll’ este don tan estrãyo
ouve dad’ e tan fremoso,
disse: «Par Deus, muit eãyo
seria e orgulloso
quen ss’ en esta ta cadeira,
se tu non es, s’ assentasse,
nen que per nulla maneira
est’ alva vestir provasse,
ca Deus del se vingaria.

Poren devemos, varões…

Pois do mundo foi partido
este confessor de Cristo,
Don Siagrio falido
foi Arcebispo, poys isto,
que o fillou a seu dano;
ca, porque foi atrevudo
en se vestir aquel pano,
foi logo mort’ e perdudo,
com’ a Virgen dit’ avia.

Poren devemos, varões…

 

 

LAS CANTIGAS DE ALFONSO X EL SABIO (II)

Imagem de Amostra do You Tube

TEMÁTICA
La devoción mariana estaba en auge. Frailes, clérigos y caballeros en general participaban de ella. El rey alentaba en sus cantigas a poetas y juglares para que dedicaran sus esfuerzos e inspiraciones a la «Santa Dama».
Las Cantigas —o Cántigas— de Santa María (mediados del siglo XIII-1284) constituyen el cancionero religioso medieval de la literatura en galaico-portugués, frente al profano que estaría constituido por las cantigas de amigo, de amor y de escarnio, tal como hemos visto hace un momento.
Se trata de un conjunto de aproximadamente 420 composiciones en honor a la Virgen María. La mayoría son cantigas que relatan milagros sucedidos con la intervención de María, denominadas Cantigas de miragre.
A lo largo de toda la colección, a cada diez piezas aparece una que no es narrativa, sino que tiene una intención más lírica. Estas son conocidas como las Cantigas de loor. En ellas se alaba a la Virgen María, se agradece su actitud mediadora o se cantan sus virtudes. Tienen carácter hímnico. Este es el caso de la Cantiga nº 100, titulada santa María,strela do dia en la que se nos presenta a la virgen como la estrella que ha de guiarnos hacia Dios.

 

 

 

LAS CANTIGAS DE ALFONSO X EL SABIO (I)

Imagem de Amostra do You Tube

La Cantiga

El término de Cantiga, cantar o cantica, se utilizó ampliamente en Castilla hasta la mitad del siglo XV para designar una composición lírico-musical. Podía ser sacra o profana, en lengua galaico-portuguesa.

De las 2.000 cantigas galaico-portuguesas conservadas en los diferentes cancioneros bajomedievales, solamente las 6 obras atribuidas al juglar de Vigo Martín Codax y las pertenecientes al corpus conocido como Cantigas de Santa María se nos han conservado con música

A. Profana

Las Cantigas de amigo

Las Cantigas de Amor

Las Cantigas de escarnio

B. Religiosa

Las Cantigas de Santa María

 

El Tango

Imagem de Amostra do You Tube

Se dice que nace, en los cabarets del Río de la Plata como danza primero y canción después. Estimulando o censurando el atrevimiento sensual de hombres y mujeres, y encuadrando tanto su moral como las ideas de estas ciudades que crecían al final del siglo XIX.

Casi fue un movimiento contracultural en sus albores, pero en su gestación no solo intervinieron los sectores populares sino también los aristocráticos. Esto tuvo mucho que ver con la doble moral de esos grupos que frecuentaban  las  “casas de cita” donde  los llamados “niños bien” de la alta sociedad se divertían mientras dilapidaban las fortunas de sus familias.

Esta danza erótica surgida en los extintos cabarets será ejecutada durante la visita de Infanta Isabel, que vino a participar en los festejos del Centenario en 1910. Esto legitimó su aceptación por parte de la sociedad. Sin olvidar que algunas voces de intelectuales se levantaron para llamarlo de por ejemplo, “reptil de lupanar”, como lo hizo Leopoldo Lugones y diciendo que siempre habría oposición al tango.

Los primeros músicos que lo ejecutaron eran inmigrantes, principalmente italianos y los que le pusieron letras ya habían pasado por la escuelas de Sarmiento destacando un nacionalismo incipiente. La necesidad de convertirlo en canción nace de los hijos de esos inmigrantes ya criados en un entorno de sentimientos ciudadanos.

Si bien sus letras tienen un fuerte componente masculino, el hombre se muestra débil ante la pérdida de la mujer, confiesa su derrota y continúa a esperarla como observamos en el considerado  el primer tango canción Mi noche triste.

Percanta que me amuraste

en lo mejor de mi vida

Dejándome el alma herida

y cenizas en el corazón.

En cuanto a la mujer rescata a la madre y a la novia. La primera asexuada, sin deseo  y la segunda su continuación que la imita. Luego aparece la otra, aquella que abandona, quiere una vida mejor, desarrollarse, salir del barrio, en fin desea y el tango le dice: eso no hace.

El tango aconseja, ordena qué es lo bueno y lo malo. Es nostálgico en sus letras y al danzarlo se convierte en una ritual erótico. Es una danza de agarre, donde hay siempre un avance del hombre y un retroceder de la mujer. Los europeos se asombran al ver en este baile esa erótica extraordinaria.

El tango, a partir de 1955, con el fin del peronismo y la aparición de Astor Piazzolla con el octeto, lentamente pierde su rasgo popular y se transforma en una experiencia vinculada a la clase media. Hoy en día sobrevive en las denominadas “milongas” frecuentadas por turistas y clases medias.

Silvia Cevasco es profesora de España aquí  – Escola de espanhol em São Paulo –   Tel. (11) 3083.3334

“El flamenco: penas y alegrías danzadas provocativamente”

Imagem de Amostra do You Tube

Son  diversas las  teorías así como  varias sus paternidades. Hay los que lo hacen descender del  árabe, del sefardita, del gitano calí,  así como los que traen la figura del ave garbosa y estilizada que recuerda a la  del bailaor.  Serían los flamencos, que  repoblaron  las tierras andaluzas provenientes de  Flandes que en la época de la reconquista, le prestaron su imagen.

Más allá de lo que agitanó el Flamenco durante el siglo XIX, añadiéndole con loor el cante, el baile y el toque, debemos remontarnos a sus raíces en el siglo XVIII cuando un ambiente de sainetes, tonadas y romanceros lo empiezan a definir como un arte, a través de los  instrumentistas, cantaores y bailaores  de la región de Andalucía.

 Los cantos se fundieron con el rasgar grave de las cuerdas de la guitarra española y tanto penas como alegrías se cantaron y danzaron provocativamente.

Los palos (estilos) que el arte del flamenco presenta, son sinnúmeros y oriundos de las diferentes regiones de Andalucía. Algunos se derivaron en otros, y están los que permanecen desde su nacimiento como  El Martinete,   La Carcelera, La Debla, La Seguiriya, La Toná, Las Malagueñas, Los Romances,  Marianas,  Tangos, La Soleá, Tanguillos, La Saeta, La Alboreá, La Cabal, La Liviana, La Serrana, La Caña, El Polo, Las Bulerías, Jaleos, Gilianas, Cantiñas, Alegrías, Caracoles, Mirabrás, Romeras, Bambera, Tientos, El Garrotín, La Farruca, Fandangos, Jabera, Rondeñas, Granaína, Taranta, Sevilllanas, Cartagenera, Guajiras, Taranto, Milonga, Rumbas, Colombianas, Campanilleros, Villancicos, Nanas, Peteneras, Zambra y el Zapateado.

Estos palos, géneros maleables y versátiles adaptan cualquier tipo de música. Cuando escuchamos bulerías por soleá o canciones por bulerías o aún fado por bulerías para dar solo unos pocos ejemplos,   percibimos el ritmo y la armonía que se desprende de estos palos, que son algunos entre las tantas variables que nos ofrece este género musical.

Si bebió en fuentes milenarias que le  fueron agregando valor, el  Flamenco sin duda es sus intérpretes. Estos al otorgarle a las seguidillas, soleas, cañas, malagueñas, jaleos o tangos el acento flamenco, enriquecieron su estirpe al tiempo que lo llevaron de lo íntimo de las residencias familiares a la popularidad de los cafés cantantes o  de las tabernas alumbradas con candil, hasta  que reinara altanero  y orgulloso en los escenarios teatrales del siglo XX.
 Y es el siglo XXI que en el esplendor de su, para bien o para mal, globalización presenta  a las nuevas generaciones, este a veces tan dramático como jocoso deleite del arte español.

Letras clásicas de alegrías y penas                       

A Caí no le llaman Caí       
que le llaman relicario,
porque por patrona tiene
a la Virgen del Rosario.


Cuando te vengas conmigo
donde te voy a llevar,
a darte una vueltecita
por la muralla real.    

     
Quejío                                                                      
Aay, aaaay
soy desgraciaito
jasta p´al andar
que los pasitos que yo doy p´alante
se me van p’atrás.

Silvia Cevasco / España aquí – Escola de espanhol em São Paulo – Curso de espanhol:        “Cultura de España para que se entiendan españoles y brasileños”. Tel. (11) 3083.3334. info@espanaaqui.com.br