• 11 30833334
  • info@espanaaqui.com.br

Arquivo por autor

La técnica del Grafite. Exposición en España aquí hasta el 25 de noviembre.

Imagem de Amostra do You Tube

Fuente: Wikipedia en español

En el lenguaje común, el grafiti incluye lo que también se llama pintadas: el resultado de pintar letreros en las paredes, frecuentemente de contenido político o social, con o sin el permiso del dueño del inmueble, y el letrero o conjunto de letreros de dicho carácter que se han pintado en un lugar. También se llama grafito, por extensión, a los eslóganes que se han popularizado con estas técnicas; por ejemplo, los grafitos de los disturbios de mayo de 1968 en París: L’imagination au pouvoir (la imaginación al poder), o Sous les pavés il y a la plage (bajo los adoquines está la playa), etc. La expresión grafiti se usa también para referirse al movimiento artístico del mismo nombre, diferenciado de la pintura o como subcategoría de la misma, con su origen en el siglo XX. Fue un movimiento iniciado en los años 1960 en Nueva York, o, según aluden fuentes bibliográficas como getting from the underground, en Filadelfia.

El grafiti es uno de los cuatro elementos básicos de la cultura hip hop, donde se llama grafo o grafiti a un tipo específico. En este sentido, una pintada política no sería un grafito.

Levit – ação – Coletivo 9Polar, Colombia

Origen y variantes del término

Es un término tomado del italiano, graffiti, plural de graffito, que significa ‘marca o inscripción hecha rascando o rayando un muro’ y así llaman también arqueólogos y epigrafistas a las inscripciones espontáneas que han quedado en las paredes desde tiempos del Imperio romano. El arqueólogo Raffaele Garrucci divulgó el término en medios de académicos internacionales a mediados del siglo XIX1

El neologismo se popularizó y pasó al inglés coloquial al usarse en periódicos neoyorquinos en los años setenta.2 Por influencia de la cultura estadounidense, el término se popularizó en otros idiomas, entre ellos el castellano. Curiosamente, aunque el término grafiti ha pasado a muchas lenguas, en italiano se emplea el término de origen inglés writing para referirse a los grafitos de estilo hip-hop, ya que grafiti se deja para su sentido original.

Entre los hispanohablantes, es habitual oír grafitis, en plural, porque, aunque en la lengua de origen el término ya esté en plural, no se considera de este modo el calco.

El Diccionario Panhispánico de Dudas de la Real Academia Española recomienda el uso de la palabra grafito. Admite como válido el uso de grafiti en singular, y de grafitis en plural, aunque recomienda usar la palabra «grafito» y «grafitos» para su plural, que son las versiones castellanizadas de graffito y graffiti respectivamente. Recomienda además que cuando se trate de un texto o dibujo pintado, y no rascado ni inciso, se utilice “pintada”. Aún aceptando la castellanización de graffiti a «grafiti», se recomienda evitar el uso de graffiti, ya que en español no existe la grafía ff.

Sin embargo, los propios grafiteros, casi la totalidad de las referencias editoriales,3 medios de comunicación,4 páginas web,5 6 positivos,7 y revistas especializadas8 9 utilizan la acepción italiana graffiti para referirse al grafito tanto como movimiento cultural y artístico, como a las propias pintadas.

La costumbre de escribir el propio nombre en propiedades y lugares públicos es antiquísima. En arqueología se utiliza el término «grafito» o graffiti (del italiano) para referirse a este tipo de inscripciones realizadas sobre muros, generalmente estucados, así como a los letreros arañados sobre cerámicas (habitualmente para marcar la propiedad). No se refiere a las realizadas por el autor de un monumento, sino a las que otros hacen posteriormente sobre el edificio acabado. Por ejemplo, las paredes de mazmorras y prisiones muestran los mensajes, dibujos y calendarios realizados por los presos.

Muestra colectiva de autores latinoamericanos “La calle”.  6 de octubre-25 de noviembre de 2011

España aquí, cursos de espanhol em São Paulo, São José dos Campos e Rio de Janeiro

admin

“De la @ a la #”

Imagem de Amostra do You Tube

Tal vez, la caída del muro de Berlín en 1989 y la desaparición del bloque comunista, hizo teorizar a alguno sobre el fin de la historia. Al eliminarse el conflicto, por la desaparición de un extremo, el otro quedaba triunfador y sin oposición alguna. La historia de lucha y enfrentamiento había acabado, y no quedaba otra cosa que administrar la victoria, sin ningún impedimento. Los Estados, las políticas públicas, la regulación laboral y fiscal, se vieron atacadas, porque había triunfado el neoliberalismo.

En 1992 aparece un movimiento, que sorprende, Chiapas en México y con él la esperanza de que el grito de los desposeídos había retornado; se volvía a creer que efectivamente la historia no había acabado. Seguía habiendo disfunciones que generaba el propio sistema. El movimiento antiglobalización, el movimiento del 0’7 de la Deuda Externa, el foro social de Río, ponen de manifiesto la tremenda desigualdad mundial y marcan también grandes hitos de referencia, señalando que no estábamos en el mejor de los mundos.

Estos movimientos utilizan las herramientas y son producto del propio sistema. No hubieran sido posibles sin internet y el correo electrónico, que conecta a miles de personas a lo largo de todo el mundo. Las herramientas que hicieron posible la globalización, dan la posibilidad de que surjan movimientos globales. Por eso cuando se habla de anti-sistema, no es tal cosa. Es un modo de posicionarse en el sistema. O dicho de otro modo, el sistema genera, necesariamente su anti-sistema.
Todas las revoluciones se han manifestado como anti-sistema, gracias a que ha sido posible utilizar los medios y las herramientas que el sistema proporciona. Es más, no se da una revolución, sin medios para hacerla posible. Las ideas pueden estar, el estado de ánimo también, pero la realización concreta requiere utilizar armas propias del momento, a ser posible al mismo nivel que lo opuesto. Aunque se influyen mutuamente: las herramientas también dan la posibilidad de pensar de otra manera. Por ejemplo, la imprenta propició un cambio que culmina en la Revolución Francesa.
La movilización del 15M también tiene unas herramientas propias y ha sido posible, porque, gracias a ellas, se ha podido pensar de otro modo; se ha podido idear, por ejemplo, que el modo de decidir y consultar las propuestas puede ser de un modo inmediato; y también ha permitido sentir que se está interconectado, una especie de conexión de especie humana como totalidad. Vamos a destacar unas características de la movilización que conocemos como 15 M.

•         Probablemente es la primera movilización que no va contra nada como elemento identificativo. Las anteriores iban o contra el capital, el burgués, el empresario, el varón… Los innumerables papeles, murales y otros escritos variopintos que se pueden leer en cualquier esquina de la Plaza de Sol, no llaman a la revolución, ni a tomar el palacio de invierno. Se pide que se hagan mejor las cosas (la política, las finanzas, que se sea responsable en los asuntos públicos). Se pide que se cuente más con las personas a la hora de organizar la vida colectiva, pero no tratan de guillotinar a nadie ni de voltear la situación. Se han tomado las plazas, no el palacio; el espacio ciudadano, no el del poder político o financiero; y se han tomado sin violencia: aposentándose en el territorio público. Tomando lo que es de todos: La calle y la plaza.

•         La pregunta que inquieta a los “grandes observadores de la realidad” es ¿quién lo dirige? Y la respuesta es “nosotros”. No aparece ni persona ni organización que sea portavoz único, que sea el único interlocutor, el único informante. Es una voz plural, anónima. Es asambleario, que no se sabe muy bien qué es eso, pero las decisiones se toman y funciona y cada uno está responsabilizado de su parcela. Aquello de la vanguardia obrera, que debía conducir a la masa ignorante, ha quedado olvidado y bien olvidado, porque es una nueva concepción de la tarea política y de la movilización: No hay que ir al paso del más fuerte; hay que ir todos acompasados, que no quiere decir uniformados.

•         Otro elemento a tener en cuenta, y que saca de quicio a analistas y tertulianos varios, es que no se sabe poner nombre a esta movilización. Se preguntan ¿qué es esto? Y como la respuesta no está clara, porque ha surgido sin concepto y sin ninguna preocupación por encontrarlo, genera inseguridad. Desde la perplejidad de los que lo observan se hacen malabarismos, porque quieren reducir a un concepto una realidad tan plural y variopinta: Los más “tdts” los llaman antisistema, o perro-flautas. Otros los ignoran. Y otros, acaso desde la añoranza, los dan nombres caducos, de los que servían para sus tiempos de  juventud.

•         El movimiento 15M no utiliza los Medios de comunicación para hacerse oír; al contrario, se alejan de ellos, porque consideran que la información se da sesgada, que una vez puesta en la tele o radio o periódico, no refleja la realidad de lo que está pasando, sino que necesariamente es una información interesada. Probablemente, y es una muestra más de lucidez, es la primera vez que una “movida” de este estilo –o de cualquier otro- no utilice los Medios de comunicación para extender sus mensajes. Han desmentido aquello de “si no sale en la tele no existe”. No los necesitan, porque la comunicación es inmediata. No necesitan a nadie para hacer llegar sus mensajes. Lo hacen con la inmediatez de la luz.

•         La aparición de Facebook y twitter es el hecho que ha posibilitado la convocatoria y la continuidad de estas movilizaciones. Son herramientas, que unidas al dominio del inglés hablado y escrito, posibilitan estar informados en tiempo real de lo que ocurre en la Puerta del Sol, en la Plaza de Cataluña, en Egipto o Islandia. Y además se puede ver, porque se pueden enviar vídeos. De ese modo el intercambio es directo; no necesitan al “medio” de comunicación, que esta mediado por el periodista y, además por el grupo editorial que lo sustenta. En consecuencia, los periodistas y las empresas de comunicación se han de resituar en esta nueva cultura de la inmediatez de la información.

•         Otro tanto pasa con los políticos. Son otros “mediadores” que hay que poner en su lugar. No pueden ser los que hacen y deshacen. Se reclama una democracia real, y no el resultado de una acción de personas que se han convertido en una especie de casta, alejada de los problemas reales y sometidos a intereses financieros, empresariales, que en muchos casos degeneran en corrupción. La vida social se puede organizar de otra manera; hay posibilidades reales de participar más activamente en la vida colectiva. Y además las acampadas muestran muy a las claras, que si les dejan se puede organizar una acampada como se organiza una ciudad. O al revés.

•         Las herramientas nuevas han dejado al e-mail fuera de juego. ¡Es lento! Con el correo electrónico no se hubiera podido organizar ni sostener las acampadas. Ni que decir tiene, que hubiera sido imposible de toda imposibilidad hacerlo con la convocatoria de octavillas y pasquines. Hoy a través de twitter se convoca inmediatamente y se puede tomar una decisión colectiva alejados en el espacio. Por eso la misma evolución de los recursos hacen que también evolucione la manera de percibir la realidad y el modo de actuar personal y colectivamente.

•         Ha habido muchos comentarios de que los aparatos electrónicos y el uso de internet y todo lo que lleva consigo creaba un tipo de persona aislada, casi autista, metida en su mundo, sin interactuar con sus semejantes. El 15M ha desmentido este juicio. Al contrario, estas herramientas han creado una manera nueva de percibir el mundo: interconectado, plural, variopinto. Y ha generado también la necesaria tolerancia y aceptación, de un modo muy natural, del diferente. Ha posibilitado una conciencia de que todos corremos la misma suerte, y todo desde una convicción profunda de que las cosas se resuelven desde el diálogo y la negociación. No hay conflictos que destacar en las plazas acampadas, a no ser por la intervención de la policía. No hay censura ni enfrentamientos dignos de reseñar originados en la diferencias de opinión.

•         En conclusión, las movilizaciones son propias de este tiempo, porque requieren también una persona que sea capaz de enterarse de lo que se dice con la velocidad que aparecen los mensajes en el twitter. Se requiere un tipo de persona propia de este tiempo con una capacidad de dispersión muy grande, que sea capaz de atender a varias cosas a la vez y enterarse. La anterior generación está educada en la galaxia Gutenberg y necesitamos papeles y párrafos densos para poder pensar. Esta generación, en cambio, es intuitiva y reacciona a la inmediatez, lo que no quiere decir irreflexivamente. Cualquiera que entrara en la Plaza del Sol, tendría la impresión de entrar en un caos, y sin embargo, para los acampados era su modo de estar, y sabían lo que había que hacer, y había organización y talleres y grupos de trabajo y servicio de orden (que se llamaba comisión de respeto) y todo ello sin grandes programas elaborados.

No sé dónde llegarán las movilizaciones, y casi da igual, pero sí hay algo claro: es propio, específico de esta época, de esta sociedad y de este ser humano.

HILARIO IBÁÑEZ es autor del libro ” De la integración a la exclusión-Los avatares del trabajo productivo a finales del siglo XX” Coleción Presencia Social. Editorial Sal Terrae Santander 2002

admin

“Tejiendo las palabras de João Cabral de Melo Neto”

Imagem de Amostra do You Tube

Morte e vida Severina (poema recitado por el propio João Cabral de Melo Neto)

 

POR DANIEL IFANGER

Tecendo manhã
Um galo sozinho não tece uma manhã:
ele precisará sempre de outros galos.
De um que apanhe esse grito que ele
e o lance a outro; de um outro galo
que apanhe o grito que um galo antes
e o lance a outro; e de outros galos
que com muitos outros galos se cruzem
os fios de sol de seus gritos de galo,
para que a manhã, desde uma teia tênue,
se vá tecendo, entre todos os galos.

E se encorpando em tela, entre todos,
se erguendo tenda, onde entrem todos,
se entretendendo para todos, no toldo
(a manhã) que plana livre de armação.
A manhã, toldo de um tecido tão aéreo
que, tecido, se eleva por si: luz balão.

Los mejores libros que uno pueda poseer son aquellos cuyas manos siempre lo manejan. Como el libro sagrado, hay que leerlo siempre, habitar sus páginas. Es que solemos comprarlos y aderezar a nuestros anaqueles con los más variados títulos, pero los buenos libros son aquellos que nos incitan siempre: antes de acostarse, después del almuerzo, hasta el sábado por la noche, tenemos que buscar  las palabras de esos escritos, vivirlas, penetrarlas.
Este sentimiento se me ocurrió cuando compré las Obras Completas de João Cabral de Melo Neto. Ya leí casi todo, y sigo leyendo. Es casi imposible parar, volver, leer un poema tres, cuatro veces. Es imposible leer todo, porque hay que leer siempre.

A los brasileños y a muchos extranjeros les encanta Morte e vida Severina. Seguramente un clásico, algo imponente. Pero, fue importante en mi lectura descubrir que João Cabral es todavía más grande que este lindo poema por el cual tuvo éxito.
El libro que a mí me gusta más es A educação pela pedra. Casi todas las poesías de este libro son increíbles, porque no hay mejor adjetivo. Y, seguramente, representan mucho del trabajo de ingeniero del autor.

Uno de ellos se llama Tecendo a manhã (Tejiendo la mañana). Es tan sencillo como profundo. En él, Cabral escribe sobre el canto de los gallos,   con los cuales tejen la mañana y crean el día. Como un tejido o una tela que se crea por los gritos, los verdaderos hilos del amanecer. Un gallo grita al otro, tirando su hilo del día al compañero cantante, que anuncia el día y lo crea al mismo tiempo. Así hacen los gallos por la mañana: la tejen juntos.

Además de bonitas imágenes, esas de los gallos tejiendo la mañana con su canto hacia el otro gallo, y la mañana surgiendo desde este tejido de cantos de los gallos de uno a otro, el poema tiene una construcción severa de palabras lado a lado que se convierten en el proprio canto del gallo:

“De um que apanhe esse grito que ele
e o lance a outro; de um outro galo
que apanhe o grito que um galo antes
e o lance a outro; e de outros galos “

La palabra final de todos los versos invoca la próxima, como a los gallos cantando a otro gallo. En el primer verso, “De um que apanhe esse grito que ele” termina con el pronombre “ele”, que aquí necesita continuidad. Y el tercer verso, “que apanhe o grito que um galo antes” también termina con una palabra que suspende el sentido de la frase (“antes”). Faltan a los versos algo que los cierra, que los termina: es una quiebra, una pausa. Cuando se dice el poema oralmente, suena raro: no hay continuidad racional, cognitiva, sino poética. Así, el poeta tira sus palabras en el papel como el gallo tirando su canto al otro gallo. La forma del poema, las palabras, siguen el contenido, la esencia de la idea del poeta.

También, en la segunda estrofa Cabral canta su escrita por la sutura de algunas sílabas, como la sutura de los hilos de la tela:
“E se encorpando em tela, entre todos,
se erguendo tenda, onde entrem todos,
se entretendendo para todos, no toldo
(a manhã) que plana livre de armação.
A manhã, toldo de um tecido tão aéreo
que, tecido, se eleva por si: luz balão”

Se puede reparar en la constancia de la letra “t”(todos, tela, toldo, tecido, entrem) y la combinación “ent”(entre, entrem, entretendendo), creando la melodía de todos los gallos que cantan. Esa estrofa es todavía más formal que la anterior, porque cada verso describe el crecimiento de la tela hecha por los cantos. Primero, el verbo “encorpar”; después, “erguer”; entonces, “entretendendo”, verbo inexistente, pero un neologismo que significa crecer como una tela gigante, para todos los lados, como una tienda de campaña. La mañana, entonces, planea libre de armazón después de los cantos tirados de los gallos.
En este poema estupendo Cabral nos muestra que el oficio de un poeta es algo no solo intuitivo, sino también rigoroso, racional, como un ingeniero construyendo un puente. Su principal herramienta son las palabras, su trabajo el juego que las dispone juntas. No hay accidente, ocaso en la poesía de Cabral – tal vez de ningún poeta. Hay mucho sudor, poquísima inspiración. Utilizando la experiencia de la vida, la mirada del artista, Cabral construye las relaciones entre palabras más raras que uno pueda imaginar. Eso define toda su poesía.

Daniel Ifanger es alumno de España aquí (B1)

admin

“Antes del fin. Ernesto Sábato”

Imagem de Amostra do You Tube

Ernesto Sábato nos contó sobre El escritor y sus fantasmas, nos hizo atravesar  El Túnel y pobló nuestra adolescencia  con reflexiones  Sobre Héroes y Tumbas. Más tarde descendimos con él a las mazmorras del dolor  exigiendo a su regreso que Nunca Más los hombres volvieran a ser verdugos de sus semejantes.

Incorporando a su literatura el elemento psicológico y usando el lenguaje cotidiano del hombre medio, Sábato fue dejando atrás al doctor en física que trabajó en radiaciones atómicas  en el Laboratorio Curie de París para,  en el contacto con los surrealistas, renacer para el arte desafiadoramente.

El hombre de   Rojas, Provincia de Buenos Aires nacido en 1911 y para quien el destino parecía encaminar hacia un trabajo altamente científico con un pensamiento linear establecido, decidió levantar la vista para descubrir otra realidad.

Obtuvo el reconocimiento de  escritores tan dispares como Albert Camus, Thomas Mann  y Grahan Greene y su primera novela, como suele suceder, fue rechazada por una infinidad de editores.

En 1976 Abaddón el exterminador fue premiada como la mejor novela extranjera  de ese año publicada en Francia. El Premio Cervantes se le otorgó en 1984. En 1985 se publica el denominado “Informe Sábato” sobrecogedor relato que devela la magnitud de un genocidio.

Sus últimos años los dedicó a la pintura, y a una  cálida convivencia familiar ya que una progresiva ceguera le impidió seguir escribiendo. ¿Es  ironía o crueldad que seres lúcidos y sensibles no puedan continuar su obra? La respuesta puede ser muy sencilla, como los fueron sus personajes y su propia vida.

Antes del fin, Ernesto Sábato dijo:“Quiero que me recuerden como un vecino. A veces cascarrabias, pero buen tipo“.

Don Ernesto, usted fue un gran tipo.

Silvia Cevasco, profesora de España aquí

admin

Aqui entra o título do post inserido pelo colunista

Aqui entra a legenda da imagem

Aqui entra a legenda da imagem

Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí.

Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí Aqui entra o texto do post inserido pelo colunista España Aquí.

admin