Arquivos por mês 23/08/2020

Kràmpack

Quizá sobresalte a más de alguno la sugerencia de algunas escenas, pero están tan delicadamente bien tratadas, que como que no.

Asunto peliagudo tratado con flor, justo lo contrario de lo que ocurre hoy, en donde los excedentes vitales nos acucian por el afán desmesurado de problematizar todo (y gritar, insultar).

No hay asuntos importantes en nuestros tiempos, los debemos llevar a la hipérbole para encontrar nuestro lugar bajo el sol.

Kràmpack es una película de verano rodada en una ciudad de verano con un argumento de verano, y con unos actores de verano.

Todo está tan bien dicho que nada escandaliza, es como beberse un zumo de naranja al final del día después de haber tomado el sol sabiendo que septiembre llama a la puerta y la vida sigue.

Juicios anacrónicos y dislocados

Decía el filósofo arrebatándole la frase a la Biblia que cuidado con el virtuoso.

¿Es posible juzgar el pasado desde hoy? ¿Y desde aquí?

Existe una visión centrípeta y ensimismada para negar la historia, sospecho que es por pereza, y a la que algunos denominamos tradición.

Establecer una tabla rasa con el pasado implica excesos, y a veces ridículos, y pueden generar anomalías múltiples como la revisión ideológica del lenguaje con su consecuente manipulación y magia, la censura del arte, o la problematización o letargo nominal de la realidad.

¿Cuáles son los verdaderos intereses del hombre?

¿Al final, quiénes van a mojarse el culo?

Los juicios anacrónicos y dislocados plantean al superhombre ubícuo, como múltiples mesías, su trampa está muy clara porque el hombre es de donde está, primero, y en segundo lugar, la vigencia de los valores se limita a un espacio temporal, que al igual que cambió, cambiará, este debe ser el momento de recomposición o inflexión mesiánica, como la historia juzgada por los virtuosos contemporáneos.