La línea entre el amor y el fanatismo de los deportes


São Paulo, 29 de outubro de 2020
Resultado de imagem para logos de facebook   Resultado de imagem para logos de twitter   Resultado de imagem para logos de instagram   Resultado de imagem para logos de linkedin  Resultado de imagem para logos de email
 
Jéssica Barros
(Avançado B2 de Patricia Lafuente)
 
El deporte tiene más significados para las personas de lo que podemos imaginar. 
 
Algunos creen que los deportes son muy aburridos. No les gusta la idea de hacer ejercicios o ver juegos en la tele. A otras personas les encantan los deportes. Saben tanto de sus deportes favoritos como los profesionales, pero su interés termina en  la sala de sus casas. Pero, hay personas que tienen el deporte como filosofía de vida. Los practican como una forma de mejorar su salud o porque solamente les encanta los juegos, la competición y lo que sienten cuando están en la cancha (o corriendo en las calles).
 
El deporte también une a las personas con el mismo interés o características. 
 
Por un lado, en los campeonatos, hay hinchadas que están unidas para ayudar su equipo a ganar las partidas, cantando las canciones de las hinchadas organizadas, siempre más alto y más fuerte que de las hinchadas del equipo rival, para intimidarlos.
 
Existen las Olimpiadas (o Paralimpiadas, Juegos panamericanos y “Para-pans”), donde todas las personas están unidas para defender e hinchar por su país, deseando que la bandera nacional esté siempre en el lugar más alto del podio. Es lo más increíble como el deporte puede hacer tantas cosas buenas para todos. 
 
Por otro lado, hay personas que aman tanto su deporte favorito como aman a su familia u otras cosas que también son muy importantes para ellas. Aman tanto que pueden tornarse fanáticas. El fanatismo es la cara mala de dos deportes. Algunas personas defienden tanto su equipo que se vuelven violentas. 
 
Pongamos por caso los campeonatos brasileños de fútbol. Son campeonatos muy importantes en el país. Se hacen juegos hasta el fin del año para definir el campeón (que se va hasta otro país a  disputar la Libertadores y el campeonato mundial). Esta competitividad hace a los hinchas fanáticos quedarse violentos, porque creen que su equipo no es lo mismo que los otros. Creen que su equipo es más fuerte y mejor que todos los otros de su país. No es raro ver noticias mostrando peleas violentas entre dos hinchadas, antes o después de los juegos (algunas veces ocurren en las gradas del estadio). Además, hay hinchas con heridas muy graves o que mueren en estas peleas. En este momento, el deporte pierde su propósito. 
 
Respondiendo la pregunta del inicio del texto: “El deporte es pasión y violencia?” Desafortunadamente, sí. El deporte es una cosa increíble y que hace muchos más beneficios para las personas que los maleficios, sea en la salud, sea emocionalmente o otras ventajas. Pero, no se puede olvidar la parte mala. Es necesario continuar la concientización de los equipos y las hinchadas para que no incentiven peleas, organizar los campeonatos de una forma que disminuya el encuentro de hinchadas de equipos rivales y, por conseguinte, las peleas violentas y, principalmente, acordarSE siempre de lo que es realmente importante en los deportes:  la unión de las personas.
 

 


Contratação de Cursos
Por telefone: (11) 3083-3334

ELEblogs

España aquí
Meus Alunos E Eu
Por España aquí É necessário o professor? 04/11/2020
España aqui
El Rincón de Buenas Costumbres
Por España aqui Encuentro maravilloso 02/08/2020
Pedro Martín
El Rincón del Futbolero
Por Segundo Villanueva Tres verbos y un balón 05/12/2020
España aqui

Schubert in love 05/12/2020 - Por España aqui Rincón de la cultura

Simples Opiniones

Nadie sabe que estoy aquí 05/12/2020 - Por Segundo Villanueva Simples Opiniones

Twitter

Parceiros Pamplona Learning Spanish Institute Notícias Educação, Enem, vestibular, emprego - Universia Brasil LETRAVIVA - Livros em Espanhol Serviços de Hospedagem Web, Hospedagem Web Compartilhada, Servidores Virtuais Privados (VPS), Servidores Dedicados
   Marcas